Ferrari piensa en un plan B

COn Red Bull en plan estelar y seguidos de una competitiva escudería McLaren, Ferrari está buscando la fórmula para mejorar el rendimiento de sus monoplazas con la introducción de cambios para el GP de CHina. Si no se logra mejorar, habrá plan B,

Está claro que este inicio de la temporada de la Fórmula 1 está siendo muy exigente, puesto que no hay demasiado tiempo para mejorar el coche e introducir nuevas mejoras. Al menos, eso es lo que deben pensar en la escudería de Ferrari. Este fin de semana, toca el Gran Premio de China en el circuito de Shanghai y pocos son los que piensan que habrá grandes cambios a los resultados logrados en los dos primeros grandes premios, en los que la combinación Red Bull y Sebastian Vettel no ha tenido contestación alguna.

El director deportivo de Ferrari, Stefano Domenicali, quiere dar un nuevo empuje a los monoplazas / Foto: Gettyimages

De momento, lo que se ha visto en estas carreras ha servido para poner otorgar a cada quien el papel en esta nueva película que es la temporada 2011. Los Red Bull, y especialmente el pilotado por el vigente campeón Sebastian Vettel, son los grandes protagonistas, mientras que McLaren y Ferrari tienen papeles secundarios y tendrán que mejorar las prestaciones para acercarse a Red Bull.

Los distintos medios de comunicación han analizado al detalle las posibles causas de esta diferencia. Algunos han querido remarcar el diseño que en Red Bull permiten ser los más aerodinámicos; otros han puesto el dedo en la yaga relacionando las paradas en boxes de Ferrari, donde pierden una media de 7 décimas por cada una de las numerosas paradas. Son solo algunas teorías. Sin embargo, la realidad es que Red Bull lleva dos temporadas que ha tomado la delantera a las históricas escuderías.

A pesar de que solo hay unos días entre el Gran Premio de Malasia y el de China, las tres grandes escuderías, Red Bull, McLaren y Ferrari, estrenaran nuevos componentes en sus monoplazas. Especialmente concentrados en estas mejoras están los del Cavallino Rampante personificados en su director deportivo, Stefano Domenicali, aún están en las instalaciones de Marianelo buscando la fórmula mágica que le permita dar un salto de calidad que le acerque no solo a la escudería británica sino sobre todo la de la bebida energética.

Es tal la urgencia y alerta que tiene Domenicali que admite que si estos cambios no llevan a los monoplazas hacia la dirección de adecuada, podrían dejar de lado esta línea y arriesgarse a utilizar el ya conocido como plan b. “No es sencillo y puede traer consecuencias en el proceso de desarrollo del coche. De esta forma, algunas mejoras pueden estar disponibles ya en China. Si todo funciona como esperamos, bien. De no ser así, entonces introduciremos un programa de desarrollo alternativo. China es la fecha límite para decidirlo«, explicó el italiano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...