Empeñar el coche

Empeñar para salir del paso es algo habitual en estos tiempos de crisis económica. En los últimos años muchos usuarios han decidido empeñar el coche como una solución temporal a sus problemas, sin embargo, hay que tener cuidado ya que a la hora de recuperar la propiedad del coche se puede terminar pagando mucho más de lo que cabría esperar.

Prestamo por el coche

Las casas de empeño han multiplicado su negocio a consecuencia de la crisis económica, todo lo que tiene valor se puede empeñar para intentar afrontar un pago, y por supuesto, los coches también son susceptibles al empeño. Ante la falta de crédito y la necesidad de dinero, el negocio del empeño de coches ha proliferado de forma significativa hasta el punto de que se ha triplicado el volumen de coches empeñados.

Muchas empresas especializadas han lanzado al mercado nuevas fórmulas para aquellas personas que necesitan urgentemente el dinero para cualquier cuestión, sea llegar a fin de mes, pagar la hipoteca, regularizar las tarjetas de crédito, pagar maquinaria, etc. A diferencia de tiempo atrás, cuando se hace el empeño del coche no hay que dejar el vehículo en prenda hasta el momento de la devolución del dinero y los correspondientes intereses. Si se pierde el coche, ahora es habitual que se le brinde al ex propietario la opción de alquilar su propio coche por una cuota asequible.

El caso es que estas fórmulas permiten a los nuevos propietarios de los vehículos seguir obteniendo beneficios, a la hora de empeñar el coche, evidentemente se valora por debajo del precio de mercado, este suele oscilar entre el 40 y el 80%, a pesar de que las empresas aseguran ofrecer el máximo importe, esto es algo que pocos se pueden creer, véase lo que pasa con otros objetos de empeño como el oro. El coche debe reunir una serie de requisitos para que pueda empeñarse, no tener ninguna carga económica, como por ejemplo multas de tráfico pendientes, impuestos de circulación, debe contar con la documentación oportuna que acredita que es propiedad del prestatario, no debe figurar en el registro de bienes sujetos a embargo, etc.

Generalmente la operación no tarda en realizarse, en un plazo de unas 24 horas se dispone del dinero, si no se deja el coche en depósito, se tendrá la opción de alquilarlo hasta el momento de la devolución del préstamo. Para estas compañías especializadas resulta un negocio redondo, para quienes lo empeñan, puede ser una solución temporal para mantener la movilidad. Sin embargo, como todo negocio en el que están implicadas las financieras, las casas de empeño, las entidades bancarias… hay que tener cuidado y hacer números sobre las condiciones que se ofrecen, los intereses suelen ser mucho más elevados de los que se aplican en un préstamo personal y se puede terminar pagando mucho más de lo que cabría esperar.

Según las organizaciones de consumidores hay que tener en cuenta algunos factores y condiciones, además de los intereses de la deuda y los costes financieros, se marca un porcentaje en la recompra (recuperar el vehículo), costes de aparcamiento durante el tiempo en el que el coche ha estado en el depósito y seguramente algunas otras fórmulas para intentar sacar el máximo beneficio económico posible, este tipo de empresas no son hermanitas de la caridad.

Se pueden permitir «especular», ya que quienes necesitan el dinero urgentemente no tienen acceso a los canales de crédito habituales. A la hora de recuperar el coche, el préstamo suele salir bastante caro, hasta el punto de que en la mayoría de operaciones el coche pasa a manos de la entidad financiera, según leo aquí, muchos coches de segunda mano que se comercializan proceden de este tipo de operaciones. Así que ya lo sabéis, cuidado a la hora de empeñar el coche, este tipo de operaciones que a priori parecen soluciones, pueden poner una losa económica más pesada sobre quienes están pasando dificultades.

En fin, como ocurrió en el Crac del 29, algunas entidades financieras se enriquecen mucho más en épocas de crisis, y este es uno de esos casos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...