El nuevo Reglamento General de Circulación se aprobará en breve

El nuevo Reglamento General de Circulación trae varios cambios en lo que refiere a los límites de velocidad en autopistas, autovías, carreteras y ciudades, se reduce la velocidad en muchas vías y en algunos casos de forma significativa.

Normas de circulación

Ayer hablaba sobre la Estrategia Integral de la Carretera Convencional 2015–2020, un informe dado a conocer por la consultora PONS Seguridad Vial, cuya finalidad es reducir la siniestralidad en las carreteras convencionales. La consultora consideraba imperioso rebajar los límites de seguridad en las carreteras convencionales como medida para reducir el número de muertos en accidentes de tráfico, ya que durante los dos últimos años las cifras se han elevado.

Pues bien, parece que en unas semanas se podría dar el visto bueno al nuevo Reglamento General de Circulación, en él se introducen cambios significativos, destacando especialmente los nuevos límites de velocidad. Anteriormente ya hemos comentado algunos de los cambios propuestos, como por ejemplo la tramitación electrónica de documentos de la Dirección General de Tráfico o los cambios que se van a realizar en los controles de alcoholemia y drogas.

El borrador del nuevo Reglamento General de Circulación se elaboró en mayo del año pasado y tras los trámites oportunos está listo para ser aprobado, es interesante que tengamos en cuenta los cambios introducidos, ya que supone un cambio en nuestro modo de conducir en carreteras o ciudades. Para empezar, algo que ya he tratado en varias ocasiones en los dos últimos años, la velocidad máxima permitida en autopistas y autovías se eleva hasta los 130 km/h pero sólo en tramos concretos de los que todavía no se sabe nada. Sí se sabe que serán tramos en los que no suelen producirse accidentes y siempre que las condiciones climáticas lo permitan, se aplica la velocidad variable. A nivel general la velocidad máxima se establece en 120 km/h (la que teníamos) en autopistas y autovías.

En lo que refiere a otro tipo de vías, la DGT ha realizado cambios importantes, en las vías sin tráfico desdoblado y cuya anchura supere los 6,5 metros, la velocidad máxima se establece en 90 km/h, si la anchura es inferior la velocidad pasa a 70 km/h. Si en la vía no está pintada la raya de separación de los dos sentidos de la circulación, la velocidad máxima se establecerá en 50 kilómetros/hora. En los caminos y carreteras que no están asfaltadas la velocidad se reduce hasta los 30 km/h. Como podemos comprobar son cambios significativos en los límites de velocidad, personalmente creo que en algunos casos no tiene sentido.

Aquí nos explican que en la circulación de las ciudades se introducen también cambios en los límites de velocidad, en un solo carril sea único o uno para cada sentido, la velocidad máxima se establece en 30 km/h, si no existe una separación física entre la calzada y la acera, es decir, no existe bordillo, la velocidad máxima se establece en 20 km/h. Considero que los cambios de los límites de velocidad en las ciudades están sobradamente justificados, pero no considero acordes algunos de los cambios mencionados, por ejemplo, autopistas y autovías (salvo los puntos negros) deberían contar con un límite de velocidad de 130 km/h, los coches de hoy en día no son como los de antaño y no tiene sentido aplicar límites tan reducidos.

En fin, una vez que se apruebe el nuevo Reglamento General de Circulación hablaré con detalle sobre cada punto, destacando aquellos que me parecen incoherentes y que no se adaptan a los nuevos coches, sistemas de seguridad, etc.

Foto | M. Peinado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...