BMW y una nueva versión del Z4

Se trata de un modelo actualizado que apunta a seducir al público juvenil.

BMW-Z4-2013

La firma alemana ha decidido reformular su modelo Z4 roadster, que permaneció exitoso en el mercado desde el año 2009. Ahora necesita agregarle cambios para atraer nuevo público y que las ventas no decaigan, buscando afianzarse en el segmento.

Para ello han apostado a un diseño más moderno y contemporáneo, que incluye nuevos faros dispuestos en distintas posiciones y que contarán con aros diurnos en blanco. Otro elemento que han cambiado son las llantas, agregando unas con un diseño inspirado en el modelo M6.

En todo el exterior se ve a simple vista que la firma intentó que el modelo se vea claramente más actual. Si bien se trata de un diseño del año 2009, de ese momento hasta aquí ya han evolucionado algunas tecnologías y las estéticas han cambiado, por lo que la empresa puso el acento en incorporar todos los detalles que pueden esperarse en un modelo 2013.

Es así que BMW ha dispuesto nuevos colores para la carrocería: tonos en general fuertes y brillantes, que llaman la atención en forma inmediata aunque sin perder elegancia. El protagonista en este aspecto, de acuerdo a lo que ha mostrado la marca, es un tono naranja llamado “Valencia Orange”.

En el habitáculo de esta nueva versión del BMW Z4 las diferencias más notorias con el modelo anterior se advierten, por ejemplo, en detalles como la pantalla del comando central, que presenta un mayor tamaño. Además han variado otros elementos de diseño en el interior del vehículo, agregando nuevos tapizados y líneas de terminación más elegantes y modernas.

BMW quiere lograr que la renovación del Z4 roadster atraiga a una mayor cantidad de público joven, gracias a todas las modificaciones que se han realizado. Por eso, esta nueva versión que estará en el mercado sobre fines de este mes buscará sorprender a quienes quizás están pensando en adquirir su primer vehículo.

En cuanto a la mecánica, el cambio principal está dado por la inclusión de un nuevo propulsor de cuatro cilindros. Con esta incorporación BMW logrará bajar el promedio de emisiones en este modelo y, además, presenta un turbocompresor que hace que el motor tenga mayor rendimiento, maximizando su capacidad.

Hablamos del nuevo sDrive 18i de 156 CV de potencia, que generará un automóvil potente y con un excelente rendimiento, aunque por supuesto aquellos que deseen más vigor podrán optar por un bloque de seis cilindros y tracción trasera, con potencias de 306 ó 340 CV.

Vía | elpais.com

Imagen | BMW

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...