Autolivery, el futuro más automatizado de Ford

En un futuro Ford tendrá furgonetas que repartirán las compras con la ayuda de drones que las subirán a las casas.

Echar de vez en cuando una mirada al futuro es algo que nos gusta tanto que a veces nos perdemos mirando más allá de nuestro presente. Cada vez que oímos hablar de la tecnología que vendrá sentimos más ganas de estar allí, de vivir tal y como lo están planteando algunas empresas actuales. Pero sabemos que aún queda tiempo para eso y que aún nos queda mucho por soñar. En las oficinas de Ford también lo saben, pero están trabajando para intentar reducir el tiempo que necesitaremos llegar hasta este futuro del que hablamos.

Para ello ha presentado en el Mobile World Congress una experiencia de realidad virtual que nos hace sentirnos como si estuviéramos allí, en el futuro. Se concentra alrededor de un nuevo servicio automatizado que les gustaría proporcionar con sus vehículos en un futuro no muy lejano. Recibe el nombre de Autolivery y conseguiría que por fin tuviéramos esa automatización al comprar que tanto buscamos, sin esperas y sin esfuerzos.

La experiencia comienza con una persona, nosotros en este caso, que quiere cocinar algo pero le faltan unos ingredientes. La buena noticia es que con el sistema autolivery los puede pedir y los tendrá en casa en muy poco tiempo. El sistema es inteligente y como todo en la nevera está organizado y automatizado sabe exactamente qué es lo que no tenemos.

Esto evitará que tengamos que decir eso de «¿me quedan huevos»? porque nuestro entorno digitalizado del hogar ya sabrá si faltan o no y lo único que deberemos hacer será comprobar la aplicación de turno para recordarlo. Una vez hecho el pedido desde los almacenes de la tienda saldrá un vehículo autolivery, que son pequeñas furgonetas sin conductor que se desplazan por la ciudad con la compra que hayamos hecha metida en una caja y preparada para el reparto. Cuando el vehículo llega a las inmediaciones de nuestro edificio lo que hace es sacar un dron desde su interior que será el que agarrará la caja y la elevará hasta el piso 30 del edificio en el que vivimos.

Nosotros tendremos una pequeña plataforma de recepción en el balcón y será ahí donde el dron nos dejará la compra que hayamos realizado. Con eso ya habremos solucionado nuestro problema y podremos decir que podemos seguir con la receta como si nada hubiera ocurrido. El dron volverá al coche y la furgoneta pondrá rumbo de nuevo al almacén para esperar al siguiente pedido. ¡Todos contentos!

Vía: YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...