Accidente del coche volador

Un accidente del coche volador mientras lo pilotaba su creador ha dejado claro que todavía hay mucho que hacer en este proyecto.

Prototipo Aeromobil 3.0

Todos aquellos que defendían que es muy difícil que los coches vuelven algún día han entonado hoy un «os lo dije» cuando han descubierto la noticia del accidente que ha sufrido el prototipo Aeromobil 3.0. Este coche, del cual ya habíamos hablado antes, era la gran promesa para el mundo del motor aplicado a la oportunidad de desplazarse por el cielo.

Su creador, Stefan Klein, sufrió un accidente en un vuelo de prueba y este ha confirmado que todavía hay mucho trabajo que hacer para que el invento pueda funcionar. Por suerte, Klein fue lo suficientemente rápido como para salir en paracaídas del vehículo antes de que este impactara contra el suelo. No hay daños irreparables, solo algunas pequeñas heridas que tampoco deben ser tan distintas a las que tuvieron los hermanos Wright cuando en su tiempo probaron ideas igualmente de transgresoras.

La altitud a la que se encontraba el coche era de 300 metros y la causa del accidente se ha relacionado con una situación que el conductor e inventor no había llegado a calcular. Como hay que intentar restar importancia a lo ocurrido, Klein dice que esto sirvió para poner a prueba el sistema de expulsión y así comprobar si el piloto podía llegar al suelo sin sufrir ningún tipo de herida.

El coche ha quedado un poco destrozado por lo que se ha podido ver en las imágenes publicadas en la prensa. Aún así, su creador apoya la idea de que este ha sido un vuelo de prueba y que toda la información recogida será utilizada para seguir mejorando el proyecto. No hay mal que por bien no venga, como dirían algunos, así que en cierta manera era de suponer que antes o después el coche volador tendría que sufrir algún tipo de accidente para aprender de esas situaciones.

No obstante, quienes defienden la opinión de que los coches no volarán (o que no deberían volar), como Elon Musk, el CEO de Tesla, se siguen mostrando poco positivos con el desarrollo del proyecto de Klein. Pero la realidad es que les guste o no, el proyecto del Aeromobil ha alcanzado un nivel de notoriedad muy elevado debido a que de verdad está planteando un concepto que puede ser viable. Quizá tiene todavía algunas carencias y problemas de rendimiento, pero suponemos que Klein seguirá trabajando para finalizar el proyecto de manera definitiva y que pueda ser comercializado. Actualmente tiene 54 años, pero invierte gran parte de su tiempo en el desarrollo del vehículo.

Vía: Prague Post

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...