Si no te han regalado el gadget que quieres, te toca venderlo

La navidad provoca que recibamos regalos en los que quizá no estemos interesados, por lo que resulta recomendable venderlos cuanto antes.

Consejos para vender gadgets

Nuestro titular plasma una realidad innegable: si has tenido una decepción con el regalo de navidad de turno, no escribas a Papá Noel quejándote, y tampoco lo hagas a los Reyes Magos. Piensa en buscar una solución. ¿Te han regalado un Samsung Galaxy S4 cuando tú en realidad odias Android? ¿Querías el iPhone? ¿O acaso en vez del iPad ha caído en tus manos un tablet de marca blanca? Vas a tener que plantearte qué hacer al respecto.

Este tipo de situaciones ocurren desde muchos años atrás, pero cada vez pasan menos. Es lógico. Las listas de deseos de tiendas como Amazon están cada vez más estandarizadas y ya no hay que ser un lumbreras para descubrir qué regalarle a tu amigo, novio, hermano, primo o padre. Todo el mundo empieza a volcar en la red los deseos que tiene, los productos, cosas, dispositivos o gadgets que le gustaría poseer. Si estás pensando en qué regalarle a alguien, no pienses en lo que le podría gustar, simplemente entra en sus perfiles sociales o en su wishlist de Amazon para ver qué ha dicho él que quiere. Porque de otra manera quizá acabemos equivocándonos de manera garrafal.

Dicho esto, pongámonos en la situación de que, como decíamos antes, te han regalado algo que no te interesa o que no sabes simplemente qué hacer con ello. La opción que te recomendamos es que lo vendas, porque así sacarás un dinerillo con el cual podrás comprarte lo que de verdad quieres. Piensa en no hacerlo si el regalo es sentimental de alguna manera. Si es el primer regalo de navidad de tu novia, quizá quieras replantearte el quedártelo, porque quizá acabas hiriendo sus sentimientos. Y si te lo hace tu abuelo, el que ya está rondando la centena, tampoco querrías vender su regalo. O quizá sí, eso lo dejamos a vuestra elección.

La situación es que por muchas vueltas que le demos siempre habrá quien quiera vender los nuevos gadgets que le hayan regalado. ¿Y cómo venderlos? Esta es la pregunta del millón y lo que os estaréis preguntando vosotros mismos. Cada vez hay más opciones para hacerlo y tenemos que tener en cuenta varios factores a la hora de tomar una decisión. ¿Queremos vender rápido a bajo precio? ¿Nos interesa sacar el máximo dinero posible? ¿O no queremos tener contacto con otros usuarios?. Vamos a tener en cuenta distintos tipos de posible situación.

La primera: queremos sacar una tajada de primera categoría. Para ello no recomendamos tiendas de segunda mano o similares. Tampoco recomendaríamos páginas de anuncios personales, porque allí los compradores tienden a intentar regatear hasta en la cantidad de correos electrónicos o mensajes de móvil que se intercambian con los vendedores. En este caso opinaríamos que un servicio de venta directa como eBay podría ser una buena opción, pero dejando el modo de subasta de lado. Si el producto está nuevo podéis venderlo por un coste coherente con lo que se pide en las tiendas, haciendo quizá una rebajita para lograr quitárnoslo de encima antes.

El Galaxy S4 de colores

Esto, claro está, puede llevar unos días, luego hay que esperar a que el comprador pague con PayPal y después toca ir a correos a enviar el dispositivo. Una opción más rápida es ir a una tienda de segunda mano. Normalmente es mejor acudir a las especializadas en este tipo de productos, dado que son las que más pagan por los dispositivos. No vayáis con un iPad a una tienda de segunda mano donde también se pueden comprar neveras, libros y toallas. Antes de tomar una decisión ofrecer el producto en varios comercios para ver quién paga más. Pero no le deis muchas vueltas, vender rápido. Se recomienda, como aviso a navegantes, coger el dinero en efectivo, porque siempre es mejor pájaro en mano que ciento volando. Como tiendas de este tipo recomendamos Game, GameStop y CeX.

La tercera opción es intentar colocar el dispositivo entre nuestros amigos y familiares, obviamente no a quien nos lo haya regalado. Estas cosas siempre se acaban sabiendo, así que siempre nos arriesgamos a que luego hablen mal de nosotros. En cualquier caso, se dice que la confianza da asco, y luego seguro que le acabamos haciendo una rebaja al amigo o familiar que esté interesado en el dispositivo de turno.

Por último, y saliéndonos un poco del modelo de venta del que estamos hablando, también podemos llegar a cambiar el dispositivo. Existen montones de foros de internet especializados en tecnología, consolas y todo tipo de cosas que nos pueden servir para encontrar alguien que quiera el gadget que nosotros no queremos y que a cambio nos pueda dar otro que él tenga que nos interese a nosotros. Es el trueque de toda la vida. En ese sentido los límites y el cómo hacer el intercambio los marcáis vosotros mismos. En todos los casos el objetivo es el mismo: quitarnos la patata caliente de encima. ¡Mucha suerte!.

Foto: Christian Van Der Henst S.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...