Kitchen Safe te ayuda a superar la falta de voluntad

Si tenemos problemas para contenernos a la hora de comer o queremos guardar cosas un tiempo exacto, Kitchen Safe nos ayudará.

Kitchen Safe sorprende por su originalidad

¿Puede ser que todavía hoy día nos encontremos con ideas tan originales como Kitchen Safe? ¿Realmente no están todas estas ideas ya inventadas?. Sorprende, y mucho, el concepto que pone de manifiesto uno de los creadores del dispositivo, David Krippendorf, dado que se basa en algo tan cotidiano como el no resistirnos a comer algo que no debemos en un momento muy exacto.

Cuenta Krippendorf que su esposa siempre le esconde los snacks en casa, pero que él, de forma similar, siempre los encuentra y se los acaba comiendo. Como sabe que este es un problema grave, que sin duda afecta a personas de todo el mundo, decidió ponerse manos a la obra para crear algo que le ayudara. El resultado es Kitchen Safe, lo que podemos definir como una caja con temporizador. Tan simple como eso, porque a veces las ideas más simples son las que mejor funcionan.

Esta caja tiene un temporizador que podemos configurar desde 1 minuto a 10 días como máximo. Lo que hacemos es introducir algo que no debamos tener hasta un momento dado, cerrar la caja y activar el contador. Hasta el momento en el que el reloj termine su temporizador, la caja no se abrirá y no podremos acceder a lo que haya dentro. Es una idea, cuanto menos curiosa. Acabaríamos antes si no compráramos snacks, pero no siempre encaja esta filosofía, dado que quizá los podemos comer solo un día a la semana o a unas horas especiales. La caja Kitchen Safe, por otro lado, sirve también en otro tipo de situaciones que resultan muy lógicas.

La caja tiene unas medidas de 152,4 x 152,4 x 165 milímetros, lo que implica que podemos almacenar dentro de ella lo que queramos siempre que cuadre con esas dimensiones. No importa si metemos comida o si lo que queremos guardar son los teléfonos móviles de todos nuestros hijos. ¿Y si mientras cenamos recolectamos todos los móviles de la familia y los metemos en la caja hasta, por ejemplo, una hora y media después?. Esto sería muy útil, sin duda. También podemos pensar en que si uno de nuestros hijos se ha portado mal, le podemos guardar el mando de la consola dentro de la caja y colocar el temporizador a 3 o 4 días como castigo. Una vez lo metamos en la caja y activemos el temporizador no habrá marcha atrás.

Si le seguimos dando vueltas a las posibilidades veremos que son muchísimas. Si hemos gastado mucho dinero a lo largo del mes y tenemos que esperar al siguiente, introduciremos la tarjeta de crédito a fin de que no tengamos tentaciones de volverla a usar. Con darle unas vueltas al concepto seguro que se nos ocurre alguna idea. Kitchen Safe está en fase de financiación en Kickstarter y ofrece las cajas al precio de 29 dólares cada una. Su objetivo es llegar a 30,000 dólares y por ahora tiene recaudados más de 12,000, quedando aún 42 días por delante.

Vía: Kickstarter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...