Pocket Racers, minicoches a medio gas

pocket.jpgDesde la salida de la PSP, el género de juegos de conducción es uno de los que más veces aparecen en el catálogo de la portátil, algo que no deja de ser extraño, ya que el sistema de control no parece el más adecuado. Aún así, la media de estas producciones es bastante alta, con juegos como Ford Street Racing, Moto GP o las sagas de Ridge Racer o Need for Speed. Por desgracia, hoy tenemos que comentar uno de los videojuegos más prescindibles que tiene esta videoconsola: Pocket Racers. Este videojuego, desarrollado por Blade Interactive Studios (responsables también del mediocre juego de billar World Snooker Championship 2007) se encuentra muy por debajo de lo que se podría esperar de su prestigiosa distribuidora, Konami.

pocketracers1.jpgPara empezar el argumento del juego ya entra con dificultad. Durante la presentación del juego vemos en un escena como a un malvado demonio llamado Némesis le da por ir a una casa donde unos jóvenes realizan una fiesta y transformarlos en coches en miniatura. Nuestros protagonistas están condenados a ir realizando pruebas para conseguir recuperar su aspecto normal. De esta manera elegiremos uno de estos mini coches e iremos compitiendo contra otros tres, que representarán las almas de otros de los jóvenes.

pocketracers2.jpgEl estilo de Pocket Racers es totalmente arcade, a base de circuitos localizados en zonas típicas de las ciudades tendremos que luchar por conseguir la primera posición. Durante la carrera podemos ir recogiendo diferentes extras para utilizar en nuestro cometido: turbos, rayos de congelación, misiles… Según vayamos consiguiendo ganar nuevas carreras se irán desbloqueando nuevos coches que podrán ir acompañados por diferentes armas.


pocketracers3.jpgEn un principio el control es bastante simple: para los lados, acelerar, frenar y usar el item. Pero la respuesta del vehículo ante los mandos es, como poco, extraña. A esto hay que sumar unos cirucitos escasos y mal diseñados, que conseguirán que estemos más tiempo fuera del circuito que dentro. Respecto a los vehículos controlados por la máquina, da la sensación de que conducen dependiendo de como vayamos nosotros, es decir, parece que toda la carrera se decida en la última vuelta (si vamos el ultimo se volverán terriblemente lentos y si vamos primeros empezarán a correr como Schumacher y a tener una puntería tremenda con los misiles).

pocketracers4.jpgEl apartado técnico es donde más flaquea Pocket Racers. Unos escenarios con un diseño bastante sobrio y obsoleto. Parece que estemos jugando a un juego de más de cinco años de antigüedad. Por si fuera poco, a pesar de estos gráficos normalitos, cada vez que se utilicen rayos o misiles notaremos un sensible ralentizamiento de la acción. Si a esto le unimos unos efectos sonoros que simplemente cumple y una banda sonora tremendamente aburrida, obtendremos un resultado técnico muy pobre.

pocketracers5.jpgLa principal virtud de Pocket Racers está en un apartado muy importante hoy día y que puede llegar a a hacer aceptable un videojuego mediocre, hablamos del multijugador. En este asunto si está bastante completo Pocket Racers, con tres modos de juego: Carrera, Dominación y Fútbol. Aún así, se han detectado a veces fallos al utilizar el ad hoc y sigue sin ser suficiente para justificar la compra del título.

Un UMD bastante prescindible que tiene ltodas las papeletas de no durar más de un par de días dentro de nuestras PSP. A ver si Konami se pone las pilas sobre que productos coge como distribuidora.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...