Microsoft Surface

Microsoft Surface

A primera hora de la mañana Steve Ballmer, CEO de Microsoft, nos sorprendía con el anuncio de un nuevo producto desarrollado por la división de entretenimiento y dispositivos. Este departamento del gigante de Redmond es el responsable del éxito de la Xbox 360 y del batacazo del Zune, así que de todo nos podíamos esperar.

El Microsoft Surface es una mesa/ordenador con pantalla táctil de 30 pulgadas que se maneja solamente con las manos, y movido por un Core 2 Duo con 2 GB de RAM y una tarjeta gráfica de 256 MB. Un sistema de cámaras infrarrojas de alta resolución captura nuestros movimientos y reconoce los objetos que situemos sobre la mesa. Surface puede interactuar con estos objetos siempre y cuando lleven algún tipo de conexión Wifi, Bluetooth, código 2D, o en futuras versiones, etiquetas RFID.

Si ponemos sobre la mesa nuestro móvil Bluetooth, automáticamente descargará y mostrará las fotos que tengamos en él; si arrastramos estas fotos a otro dispositivo que esté en la mesa, las sincronizará con él. Vedlo con vuestros propios ojos:


Estamos ante un gran producto, el Surface, pero no ante una estrategia acertada de Microsoft. La tecnología que más se le parece, el iPhone, estará dentro de dos semanas en los bolsillos de miles de consumidores, y Apple no está limitada en tamaño por un sistema de cámaras infrarrojas imposible de meter en un dispositivo portátil, más bien se trata de una prueba de fuerza tecnológica, pero no de algo que veamos en nuestra vida diaria muy pronto.

No se trata de Apple o Microsoft, no se trata de teléfono móvil o mesa, se trata de tecnología bien aplicada, y en este caso los de Redmond se han quedado cortos. Esto no cambiará nuestra manera de interactuar, como si lo hará la tecnología multipunto de Apple y la de Perceptive Pixel. Si esto es todo lo que pueden hacer sus ingenieros industriales en 6 años de desarrollo, deberían preguntarle a Steve Jobs donde contrata los suyos, porque Apple lo consiguió en la mitad de tiempo, y me da una ligera sensación de déjà vu cuando recuerdo Windows Vista y Tiger.

Vía Popular Mechanics
Más información: Gizmodo, FayerWayer, The Inquirer, Gizmología, Wikipedia, Microsoft

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...