El retorno del rey. El Señor de los Anillos

El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey fué uno de los éxitos de EA GAME. En este artículo te comentamosporque fué y lo sigue siendo.

Hace ya algunos años, cuando comenzaba el furor de las peliculas del libro de Tolkien, El Señor de Los Anillos, comenzaron a salir diferentes juegos de la película y uno de ellos fue la tercera parte de la película, El Retorno del Rey. Veamos de qué trata este juego que tuvo tanto éxito.

Como todos ya sabemos la calidad de los juegos que produce Electronic Art Games es bastante impresionante en ciertos casos, y, para el año 2005, la calidad de El Retorno del Rey no era espectacular pero si era eficiente con respecto al juego. Conocimos también para la época misma la primera versión de los Need For Speed Underground que mostrada una notable mejoría en gráficos y luces. Por eso mismo es que decimos que la calidad de esta versión de los anillos podía haber sido mejor pero la empresa no lo hizo por error sino que lo realizó con la intensión que saliera al mercado de esa forma.

La historia es exactamente igual que en la tercera parte de la saga que pudimos observar en los cines (por lo menos yo la he visto) así que seguramente no hace falta comentar tanto la historia para poder centrarnos mas en el juego.



Sus antecesores, cronológicamente hablando, fueron juego de estrategia, y esta es la primera versión del título que se realizó en un estilo de aventura gráfica donde nosotros teníamos que protagonizar la historia misma de la película escenario tras escenario. Durante todo el desarrollo del juego teníamos que lograr concluir los escenarios con todos los personajes que teníamos, los cuales eran los ya conocidos potagonistas. Primero teníamos que finalizar todos los escenarios con uno, después con el siguiente y así sucesivamente con todos, porque no era el hecho de simplemente cambiar de jugador, sino que cada personaje tenía su propio camino y por ende las pantallas del juego podían ser las mismas pero jugábamos en diferentes lugares y contra diferentes enemigos. Esto es muy semejante al tan estilo el tan querido Resident Evil 2 (¿se acuerdan?), donde teníamos que terminar el juego primero con Leon y posteriormente, pero por diferentes rumbos con Claire, y en ciertos momentos ocurrían como interacciones entre las dos partes de la historia.

Los personajes con los cuales jugámos tenían un sistema de combos que iban incrementando la cantidad de hits que lográbamos. Estos combos se podían obtener comprándolos, cuando finalizábamos cada nivel, con cierta cantidad de puntos de experiencia que obteníamos mientras realizábamos ataques en combo a nuestros enemigos. Vendría a ser como un modo de avance en la técnica, porque mientras mas practico una técnico, por mas que sea la más básica, voy a poder obtener otra mas avanzada.

También teníamos a nuestra disposición un poder o toma especial característica de cada personaje que era de mucha utilidad durante la batalla. Ejemplificando esto está el rayo mágico que lanzaba Gandalf, el mago blanco. Nuestro querido rey también tenía su ataque y el Elfo no se queda atrás.

Lo acorde a la película que contenía este juego, es la hecatombe que lograba generarse en cada escenario. Tranquilamente podemos hacer memoria y recordar como eran las guerras en las tres películas del Señor de Los Anillos y veremos que estaban llenas de soldados orcos por todos lados. Bueno, el juego en este aspecto es muy similar, digamos, idéntico, porque dentro del escenario donde estemos, cualquiera fuere, tendremos que luchar y tratar de coordinar para eliminar a muchos enemigos a la misma vez, por eso es que están los combos. Hay ciertas ocasiones donde vas a tener que escapar o retroceder un poco para poder organizar la pantalla con tus enemigos que no te rodeen porque te van a eliminar seguro. Pero si comenzamos a hablar sobre enemigos en cantidad no hay que dejar pasar el escenario final, donde estamos ubicados en las puertas de Mordor. Justo allí una escena cinematográfica nos muestra como se abren las puertas y salen miles de soldados a luchar contra nosotros desde allá a lo lejos. Es ahí donde nosotros decimos: “bueno, ahora hay que luchar con algunos cuantos y vendrá el jefe final”, pero nos estábamos equivocando terriblemente porque todos, literalmente todos, vienen a luchar contra nosotros, deben ser cientos y todos tenemos que tratar de eliminar. Lograr pasar este último nivel es casi imposible, y si osamos jugar con un compañero el juego será doblemente difícil.

Pero mejor cambiemos el foco de nuestra mirada y apuntemos a comentar algo sobre los aspectos técnicos del videojuego. Podemos decir de la gráfica, que posee un motor gráfico muy potente y que a su vez no demasiado elaborado para que pueda correrse en máquina convencionales, obviamente con ciertos requisitos mínimos, pero que en cuestión son muy mínimos. Los escenarios tienen buenas texturas, y algo que favorece al juego son los cambios de cámara constantes que nos muestran otras partes del escenario correspondientes al cambio de objetivo o escena.

En cuanto al audio del mismo, vamos a poder escuchar, y esto hay que aplaudir, todo en español. Agraciadamente para los de habla española encontramos un juego traducido en esto. El juego tiene muy buenos sonidos ambiente, sobre todo en los escenarios de guerra que se escucha todo. Así mismo el soundtrack no da la sensación de guerra y nos sube la adrenalina para que sigamos luchando, y dependiendo del momento hay música más o menos apresurante.

La jugabilidad es muy buena, al ser un juego de aventura gráfica tiene el clásico movimiento de, por ejemplo Lara Croft en Tomb Raider, pero con cierto agregado de facilidad que nos acomoda mejor para las batallas. No son duros los personajes y está todo preparado para correr conforme a la historia. Al jugarlo vamos a notar que el mismo es sumamente entretenido porque encontramos una historia muy atrapante del cine y, a su vez, un juego tridimensional muy bien realizado. Esta mezcla tuvo mucho éxito y hasta ahora lo tiene, por eso es que vale la pena recordar este tipo de juegos.


Podemos decir entonces que siendo un juego tan bueno, y aunque ya tenga sus cuantos años, vale la pena pagar algunos euros si es que lo vemos en algún estante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...