Jugando con otros sistemas operativos en el Eee PC

El equipo montado con todo lo necesario para las pruebas

Pese a que no he obtenido el permiso para substituir el Linux que viene por defecto instalado en la unidad de almacenamiento del Eee PC (tenía intención de probarlo con otro Linux y con Windows XP), no he podido resistir la tentación de hacer un experimento inocuo: arrancar Ubuntu 7.10 en modo live.

Y vale la pena decir que ha funcionado, al menos en principio. Creo que Ubuntu no daría un mal resultado en el Eee, aunque naturalmente el Xandros preparado especialmente para funcionar en esta máquina está más optimizado y le saca mayor rendimiento al aparatito.

Para empezar, el hardware utilizado (por descontado además del propio Eee PC) ha sido una unidad regrabadora de DVD IDE marca Sony modelo AW-G170A y un adaptador de conversión IDE a USB Manhattan. En realidad, en teoría valdría con cualquier hardware de éste tipo o una unidad lectora de CD o DVD externa con conexión USB, ya que la BIOS del Eee admite la opción de arrancar («botar» o «bootear» en argot) desde una unidad USB.

Éste hardware es el que utilizo habitualmente en el taller de mi empresa para la realización de copias de seguridad, y está sobradamente reconocido por cualquier distribución de Linux mínimamente moderna.

Una vez todo conectado, configurada la BIOS e introducido el CD de Ubuntu 7.10 en la unidad, el resto es coser y cantar: se da un toque en el botón de encendido (o se reinicia la máquina en caso que ya estuviera en marcha) y se deja que se cargue la distribución de Canonical. La BIOS, por cierto, es una AMI también exactamente igual a la que podemos encontrar en cualquier otro PC portátil o de sobremesa, con lo que no iremos en absoluto perdidos a la hora de configurarla.

El Eee PC cargando OpenOffice.org bajo Ubuntu 7.10El tiempo de carga de la distro es similar al de un portátil normal y corriente, comparándolo por ejemplo con un Centrino Duo de mi propiedad. El escritorio que obtenemos es un completo Gnome, con todas las aplicaciones que podemos disfrutar en una máquina de sobremesa funcionando con Ubuntu. Probando el rendimiento del OpenOffice vi que no difería mucho del que estaba instalado en la unidad de disco interna funcionando bajo el Linux que lleva preinstalado el Eee; cargaba rápidamente, se podía trabajar con soltura y solamente se notaba «pelín» cargado utilizando funciones cómo el corrector ortográfico.

El único punto negativo que destaco de las pruebas que he realizado es en el reconocimiento de hardware, ya que no hubo manera de poder utilizar la tarjeta inalámbrica, y eso que está basada en el chip Atheros, del cual se disponen drivers nativos para Linux. Evidentemente, el hecho de no poder instalar Ubuntu a disco no me dejó mucho margen para probar a configurarla con otros drivers o jugar con el ndiswrapper, pero algo me dice que la culpa podría ser del chipset de la placa base, más adaptado a dispositivos móviles en torno al procesador Intel Mobile. Es simplemente una intuición, y no he tenido mucho tiempo para buscar información por la Web.

Hace ya algunos días Canonical anunció la futura disponibilidad de una versión especial de Ubuntu destinada a dispositivos móviles. Tal vez sea esta la más indicada para equipar al ultraportátil de Asus con algo diferente, y tampoco es que esté contra Xandros; es más, su producto me ha parecido más que excelente para éste ordenador, pero el escritorio «tradicional» (y más con la pulcritud de Gnome) me tira.

Una imagen del Eee PC funcionando bajo Ubuntu 7.10Si bien me reconoció correctamente la interfaz de red por cable, no pudo configurar correctamente una dirección IP mediante DHCP. No se a que habrá sido debido el problema, pero tampoco me preocupé mucho: la gracia del Eee se encuentra en la tarjeta WiFi, y sin poder acceder a esta, el «juguete» pierde toda su gracia…

El siguiente paso fue probar con Indiana, la distribución binaria de OpenSolaris que aún se encuentra en fase de desarrollo. Si, lo se, es raro, pero para esto escribo en un blog de modding, para hacer «frikadas» dignas de ser comentadas aquí.

Esta segunda prueba fue simplemente frustrante pues el sistema no pasó de solicitarme (en modo texto) el mapa de teclado, sin reconocer dicho periférico. Tampoco probé con uno externo USB, pues si tengo que carretear un teclado para el Eee, éste pierde toda su ultraportabilidad, y para ello ya me llevo un sobremesa potente a mis espaldas con monitor incluido.

Decidí no probar con Windows más que nada porque no me convencen los CD’s booteables con éste sistema que corren por Internet (tipo Bart PE) por no proporcionar la «experiencia Windows» en toda su dimensión. No es un guiño a Microsoft, pienso que su sistema operativo tiene cosas buenas y cosas malas, simplemente fue una cuestión de considerar que la prueba no se acercaría lo suficiente a cómo sería catarlo instalado en su unidad interna. Creo que la próxima vez tendré que mandar un jamón a Asus por navidad… 😉

Y para los que digan que Windows con solamente 4 GB de espacio de almacenamiento no es utilizable, que sepan que yo he llegado a instalar el XP en un Pentium II (si, habéis leído bien, aunque logros mayores se han conseguido al respecto) con un disco duro de 2 GB. Sin aplicaciones, claro, eso es otro cantar… pero al menos utilizar el sistema para escribir textos con el Wordpad o el Notepad y conectarse a Internet es posible.

Si optamos por instalar el sistema de los chicos de Bill Gates, dispondremos de todos los drivers en el DVD adjunto que encontramos al abrir la caja del Eee y que incluye también el manual en formato PDF (aunque en la máquina que me cedieron estaba en chino, y yo de idiomas orientales más bien poco…)

Cómo otras opciones de sistema para el Eee PC (aunque no las he testeado) tenemos las diferentes variantes de BSD: FreeBSD, NetBSD y OpenBSD, y también los «arreglos» de estos sistemas para máquinas de escritorio cómo pueden ser PC-BSD o DesktopBSD. Rescatar un OS/2 o su sucesor eCommStation del olvido también podría ser práctico (al menos para aprender OS/2), o bien un sistema rápido y cómodo si nuestra intención es tener lo mínimo e indispensable para trabajar, cómo el Plan 9 de Bell Labs.

Pero tal vez a mi entender las mejores opciones las constituyen las distros de Linux adaptadas para su funcionamiento en máquinas de escasos recursos, cómo DamnSmallLinux o cualquiera que funcione con entornos de escritorio ligero tipo Xfce. No es que el Eee ande escaso de recursos ni mucho menos, pero el concepto es el de una máquina ligera, pequeña y muy rápida, y por eso si podemos ganar unos segundos de tiempo de ejecución, la optimizaremos aún más para las tareas que debe llevar a cabo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...