El menú de inicio de Windows

Los programas que se instalan en el menú de inicio se ejecutan automáticamente cada vez que arrancamos el ordenador. Si su número es muy elevado, es muy probable que el arranque del ordenador vea muy lento. Con msconfig.exe podemos decidir qué programas cargar y así acelerar nuestro ordenador

Quizás no nos demos cuenta, pero al instalar determinados programas en nuestro ordenador les estamos dando permiso para que se coloquen en el menú de inicio de Windows. Esto implica que esos programas se cargarán al iniciar la sesión y ocuparán espacio en nuestra memoria RAM, restándonos recursos para ejecutar otras aplicaciones y haciendo que el ordenador vaya más lento e incluso haga más lecturas y escrituras en el disco duro.

Windows 7 tiene un arranque rápido, pero puede volverse lento con muchos programas instalados

Cualquier programa que instalemos en nuestro ordenador es sospechoso de querer ejecutarse automáticamente al arrancar el Windows. Sobre todo programas de seguridad y aplicaciones que están conectadas a internet continuamente son las que más probablemente se van a instalar en ese menú de inicio. Los antivirus y antitroyanos se ejecutan al arrancar el ordenador para protegernos desde el primer momento. Otros programas, como el de la sintonizadora de televisión, los de almacenamiento en la red (Dropbox y similares), los reproductores multimedia, las cámaras web, los controladores del WI-FI, los de sincronización con otros aparatos (los móviles, por ejemplo), buscadores de actualizaciones, asistentes de grabación, etc. se colocan también en el menú de inicio para enviarnos notificaciones y estar activos (sin necesidad de que nosotros los ejecutemos).

Cada programa que se carga en el menú de inicio implica una ralentización del proceso de arranque. El inicio de sesión se puede volver algo eterno si la lista que tenemos en ese menú es muy larga (también el cierre de sesión, porque tiene que finalizar todos estos programas). En numerosas ocasiones no es necesario que estos programas se ejecuten cada vez que arranca el ordenador, no son imprescindibles (excepto la protección antivirus que tengamos instalada). Decidir qué queremos que se cargue y qué puede esperar es tarea nuestra y dependerá de la manera de usar el ordenador de cada uno.

Si queremos controlar qué programas queremos que se inicien al arrancar Windows, tenemos una herramienta que el mismo sistema operativo pone a nuestra disposición: msconfig.exe Esta aplicación nos muestra, entre otras cosas, un listado con los servicios que están ejecutándose. Algunos de estos servicios también pueden deshabilitarse para acelerar nuestro ordenador. Sobre todo es recomendable deshabilitar servicios de aplicaciones que ya no usemos (aunque en este caso lo realmente aconsejable es desinstalarlas completamente). En la pestaña “Inicio de Windows” de msconfig.exe encontraremos el listado de aplicaciones que se cargan al arrancar el ordenador. Tan solo tendremos que desmarcar las que no queremos que se ejecuten y en el siguiente inicio de Windows podremos comprobar cómo ya no se cargan y cómo nuestro ordenador ha ganado en velocidad de arranque. Para acceder a msconfig.exe, en Windows 7 tendremos que escribir ese comando en la casilla de búsqueda del menú inicio.

Foto | marrto en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...