Renault Z.E., una gama electrizante

Ahora que la crisis aprieta en casi todo y el precio del crudo se mantiene por las nubes, parece el momento óptimo para ponerse serios en esto de buscar alternativas a los combustibles fósiles que sean suficientemente sólidas y eficientes con vistas al futuro. Y de momento, la opción más viable parece ser la adopción del modelo eléctrico, una tecnología de la que se lleva hablando décadas pero que sin embargo no se había desarrollado lo suficiente como para alcanzar las prestaciones deseadas. Hasta el momento actual en que, ahora sí, podemos afirmar que nos encontramos en la primera fase de implantación del modelo eléctrico. Una tecnología aún con mucho camino por recorrer -nunca mejor dicho- que con el tiempo debería conducirnos a un mejor aprovechamiento de la energía que permita viajes baratos y contribuya a un planeta más sostenible.

twizy

El Twizy es el nuevo modelo urbano y plenamente eléctrico de Renault.

Renault ha sido una de las marcas pioneras en apostar por este nuevo modelo de vehículos y a día de hoy se encuentra en plena fase de lanzamiento de su gama Z.E., o Zero Emissions, de la que ya se encuentran disponibles dos modelos: su famosa furgoneta Kangoo en versión completamentamente eléctrica, y Fluence, una nueva berlina que aspira a posicionarse como líder del segmento D en el ámbito de los eléctricos. El resto de la gama lo completarán dos modelos más: el ZOE, un utilitario de tamaño medio y finalmente el que por sus características y su diseño orientado completamente a entornos urbanos, será la punta de lanza de los nuevos Z.E.; el Twizy, un biplaza nada convencional de tan sólo 2,33 metros y 450 kg de peso que será la alternativa eléctrica al clásico Smart.

El fabricante francés ha optado por una introducción escalonada de la nueva gama, lo que podría ayudar a familiarizar a los conductores y facilitar la implantación de una nueva tecnología completamente diferente que puede suscitar ciertas reticencias iniciales. Y es que no es moco de pavo: la clásica imagen del conductor repostando en una gasolinera podría verse sustituida en poco tiempo por la del mismo conductor conectando un enchufe, y eso sí, de momento yéndose a tomar un café, y bien largo puesto que por ahora la cosa requiere de mucha paciencia.

Tres horas y media necesita el Twizy para recargarse por completo, tras lo cual nos permitirá recorrer un máximo de 100 km. Y eso con este modelo; el Fluence o la Kangoo requerirán de una noche o bien de una jornada laboral entera para cargar a tope las pilas. De hecho, el principal inconveniente con el que cuenta este modelo es justamente la necesidad de adaptación de las infraestructuras, puesto que de hecho está pensado para la recarga en momentos de inactividad como los que hemos mencionado.

Y sí, para aquel que tenga la suerte de tener un garaje resulta muy sencillo; instala la Z.E. Box, una estación especial de recarga, y listo, a dormir con el coche enchufado, pero la cosa se complica si vivimos en un edificio de pisos, porque en este caso se haría necesaria la habilitación de un punto de recarga por cada plaza de estacionamiento; de lo contrario todo el mundo debería dejar su coche ‘durmiendo’ en una ‘gasolinera’, algo de todo punto inviable por poco práctico. En cualquier caso, este inconveniente debería ser tan sólo un problema de adaptación que esperamos quedará resuelto en poco tiempo.

De lo que no hay duda es de que esta nueva gama es un paso importante en la adopción del modelo, y de que el futuro de la industria pasa por él. Otros fabricantes, como el japonés Nissan también se han subido al carro de la electricidad con su nuevo modelo, el LEAF. Asimismo, han surgido también alternativas como Autolib, que pretende llenar París de coches eléctricos de alquiler, con un sistema similar al de las bicicletas públicas existentes en muchas ciudades. E incluso en el País Vasco han diseñado un revolucionario modelo plegable al aparcar y puramente eléctrico, el Hiriko. Así que si por una de aquellas un día ven acercarse algo que parece más una cápsula espacial que un coche, no se asusten; se trata del coche del futuro, que llama a su puerta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...