La Guerra de las Tablets

A principios de mes tuvo lugar una de las citas tecnológicas más importantes del mundo, resultando esta edición reveladora en cuanto a la tendencia que más fuerte pegará este año. No en vano, el CES Las Vegas 2011 fue bautizado como «La feria de las tabletas», cumpliendo con las expectativas creadas en torno a la repercusión que generarían estos aparatos en toda la industria. La mayoría de fabricantes presentes en el evento de la capital mundial del juego apostaron por prototipos muy avanzados armados con especificaciones capaces de noquear al todopoderoso iPad. Y es que las tablets que vienen en los próximos meses son mucho más que móviles táctiles hipervitaminados e ideados para sacar más jugo a los abonos de Internet móvil.

El iPad abrió la caja de Pandora de las tablets

Y aún y el empeño que pondrán todas las marcas para desbancar al juguetito de Apple del trono de las tablets, el camino para alcanzar al líder les será largo y arduo a los otros. No hay duda de que ser pionero tiene su recompensa, y las cifras de ventas de iPad lo demuestran: ha logrado vender 14 millones de unidades en 10 meses (desde marzo del 2010, cuando salió al mercado), 7,3 de los cuales en los tres últimos meses. Con esto, la empresa de la manzana mordida ha gozado de un beneficio neto en el último trimestre de más de 4.400 millones de euros, lo que supone casi el doble que en el mismo periodo de 2009.

Está claro que el iPad se ha consagrado como la última gran revolución tecnológica, capaz de crear un antes y un después en la vida social y profesional de muchas personas. Ha gestado un nuevo concepto de aparato que converge con muchas otras tecnologías hermanas, abriendo la puerta a que todas las otras compañías sigan sus mismos pasos ofreciendo propuestas que puedan competir con él y hacer progresar la industria al fin y al cabo. De esta manera, en el CES 2011 pudimos ver ingenios muy completos que rondaban las 10 pulgadas de diagonal de pantalla, de todos los gustos, fabricantes y colores. Hay que destacar sobre todo las propuestas de LG, Samsung, Toshiba y Asus, al ser las más potentes de las que se presentaron y las que mayores expectativas han levantado. La última de ellas mostró las bondades de su Sliding PC7, una especie de híbrido que puede convertirse en un ultraportátil o en un tablet tan solo deslizando la pantalla sobre un teclado que puede quedar oculto. También fué más que interesante lo que nos trajo Motorola, con su Xoom, un tablet de 10 pulgadas en alta resolución, que soporta Flash de Adobe (cosa que como muchos sabemos no permite el iPad), y que lleva consigo también dos cámaras que pueden grabar vídeo en alta definición.

No hay duda de que los fabricantes lo están haciendo muy bien, han sabido adaptarse rápido a una tecnología a priori novedosa y de la que tenían como único referente claro al omnipresente iPad, y además han sabido corregir todos esos errores (que los hay, y bastantes) en los que ha caído el primer modelo de tablet de Apple. De todos modos, aún y su aparente corta vida, el iPad recibirá seguramente una revisión integral en breve (con las mejoras que todos ya están incorporando y muchas otras de innovadoras), que lo volverá a poner en el pelotón de mando de esta carrera infernal.

El boom de las tablets tiene muchas más repercusiones colaterales a parte de los evidentes cambios en la comunicación interpersonal y el empuje de las herramientas online y digitales. En primer lugar, si una tecnología crece exponencialmente es muy seguro que otra que pueda compartir puntos de concordancia se esté resintiendo negativamente. Este es el caso de los ordenadores portátiles que, según cifras de algunas consultoras americanas, han visto descender sus ventas un 12% en Estados Unidos, además de su intención de compra frente a la opción tablet. Steve Jobs, gurú tecnológico y ex-cabeza de Apple, ya vaticinó en junio del año pasado que «el fin del PC es inevitable». Sin duda, un apocalíptico futuro para las computadoras convencionales que tampoco tiene sentido discutir en una era de la convergencia tecnológica en la que uno ya no sabe si está navegando por el microondas o cocinando con el teléfono móvil.

Predicciones a parte, la consultora Deloitte prevé que la venta de tablets supere a la de ordenadores en este ejercicio. Según un informe, «el mercado del PC está estandarizado y las diversas opciones de tabletas abren otro campo». La misma compañía bautizó el 2010 como «el año del netbook», esos ordenadores ligeros y de precio muy asequible que poblaron las ciudades en los pasados meses. La batalla se va a librar ahí pues, entre las venideras tabletas y los ya consagrados portátiles pequeños. Veremos quién se lleva el gato al agua… aunque me temo que quién se lo llevará será una mutación de ambos nacida de la hibridación con otros aparatos vecinos. Bienvenidos a la genética de los aparatos digitales.

Foto: en Photozou

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...