Mueve tu cuerpo y carga el iPhone de una manera totalmente nueva

Un dispositivo nos permitirá compartir la energía que crea nuestro cuerpo con un dispositivo móvil para cargar su batería en cualquier lugar.

Carga de dispositivos con el movimiento

Las madres de hoy día están acostumbradas a decirles a los niños que dejen sus ordenadores portátiles, tablets y smartphones y que salgan a la calle a jugar un poco. Tal y como décadas atrás se repitió lo mismo con las primeras consolas de videojuegos o los ordenadores de cinta, hay una constante lucha para que los jóvenes vean la luz del sol en su tiempo libre. ¿Pero y si combinamos lo mejor de los dos mundos?. ¿Y si la energía de nuestro cuerpo sirviera para producir energía móvil al dispositivo que queramos llevarnos con nosotros?.

Hablamos del Personal Energy Generator, más conocido como nPower PEG, que convierte energía cinética personal en cargas eléctricas para mantener los dispositivos totalmente cargados. Cuanta más energía creemos, más tiempo y más uso podremos hacer de nuestro smartphone. Es, sin duda, la relación simbiótica definitiva.

El dispositivo contiene un sistema formado por peso, resortes y bobina inductiva que almacena la energía en la batería interna con cada movimiento que realicemos. Eso sí, tenemos que estar seriamente mentalizados para mover y agitarnos con el objetivo de que nuestro teléfono móvil, iPod o cualquier otro terminal compatible reciba la energía que necesita. Un minuto de andar nos dará suficiente energía para un minuto de reproducción musical con el iPod nano. Si hablamos del iPhone 3G, necesitaremos 26 minutos caminando para tener un minuto de conversación con él.

El concepto de la carga de energía con nuestro propio cuerpo utilizando energía reciclada que se convierte en energía tecnológica parece, sin duda, de lo más interesante. El problema se encuentra en que, de momento, no es precisamente algo económico, dado que el nPower PEG tiene un precio de 200 dólares. Además de esto, tenemos que recordar las exigencias de esfuerzo que requiere la carga, lo que nos llevará a no sólo andar, sino correr y saltar si queremos llenar la batería de un terminal de forma adecuada para poder rentabilizarlo más allá de durante unos pocos minutos.

No se descarta que esta tecnología no se quede aquí y que poco a poco evolucione, siendo de momento, útil para viajeros y aventureros que tengan costumbre de salir de excursión a lugares en los que no tienen formas sencillas de cargar sus dispositivos. En estos casos sí puede ser una buena idea el dispositivo, aunque sigue teniendo el hándicap de su elevado coste, lo que hace que sólo sea recomendable si de verdad lo vamos a usar.

Vía | Mashable

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...