¿Y si Google Glass se convirtiera en el eje de nuestra vida?

La tecnología que ha desarrollado Google suena como uno de los inventos más importantes de los últimos años en el sector.

Hay quienes intentan ir contra lo que la tecnología Google Glass supone para el mundo. No hablamos de apostar más o menos por el invento de Google, sino por la esencia y la filosofía de lo que propone, dado que es fácil imaginar que cuando Google Glass esté en el mercado también lo estarán distintas opciones propuestas por su competencia. Pero es recomendable no ir contra corriente de algo que parece estar llamando a nuestra puerta para quedarse no a pasar unos días, sino como nuevo residente de nuestro hogar.

Lo que propone Google Glass es una nueva forma de vivir en su totalidad. Gracias a su tecnología son muchas las acciones que haremos de una forma distinta y son numerosas las posibilidades que nos encontraremos para simplificar los esfuerzos que realizamos en multitud de ocasiones. Si algo nos preocupa de Google Glass una vez analizados sus pros y sus contras es que tarde demasiado en desarrollarse hasta el nivel que se puede apreciar en el vídeo que hemos incluido acompañando esta noticia.

Lo que veis en el mismo es el concepto de una vida con Google Glass que ha producido la agencia creativa Playground, la cual cuenta con sus oficinas en Toronto. La grabación ha conseguido llamar la atención porque más allá de lo bien implementadas que están todas las días la mayor parte de ellas ya son posibles o están camino de serlo con Google Glass. En realidad, si analizamos bien el vídeo no hay nada que resulte tan chocante como para bordear la ciencia ficción.

Se plantea en el vídeo una serie de acciones bajo las que la pantalla de Google Glass puede ser determinante para que nuestra vida resulte más sencilla. Nos encontramos con una escena haciendo la compra en el supermercado donde la pantalla va registrando todos los precios de lo que metemos en la cesta. Esto nos ayuda a saber qué cantidad llevamos gastada. Ahora eso mismo lo hacemos con la calculadora del móvil, pero es obviamente algo que ya suena a prehistoria. Una vez pagamos el propio Google Glass nos dice qué saldo nos queda en el banco o en la tarjeta de crédito, para que estemos siempre informados.

En una tienda encontramos un producto, leemos el código de barras con Google Glass y luego el sistema nos dice qué precios recomendados hay por el mismo artículo en otras tiendas en la red. Esto nos ayuda a ahorrar dinero. Otra de las aplicaciones nos informa de las calorías quemadas y de los pasos que hemos dado, mientras que otra nos pone en comunicación con emergencias para que pidamos un ambulancia, y mientras tanto nos enseña a realizar los primeros auxilios. Estas son sólo algunas de las posibilidades que harán de Google Glass lo que se cree será una revolución. En pocos años sabremos si al final esta tecnología ha conseguido materializarse con éxito.

Vía: Playground

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...