[Vídeo] Así es un videoclub abandonado con VHS y juegos retro

Unos exploradores urbanos graban un videoclub abandonado por dentro que está lleno de joyas.


El título de esta publicación es cuanto menos raro. Quienes hayáis nacido en los 80 o incluso en los 90 estaréis pensando de qué narices vamos. ¿Un vídeo de un videoclub abandonado? ¿eso tiene interés? Pues perdonad que os lo digamos, pero muchísimo. Nosotros somos unos apasionados de los 80 y los 90, son esas décadas que nunca olvidaremos y de las que echamos de menos muchas cosas (ay, los arcades). Y por eso encontrarnos con este vídeo de exploración urbana nos ha gustado tanto.

En él un par de exploradores han entrado en un videoclub que lleva abandonado un tiempo (tampoco tanto como para decir «oooh, una moneda pirata») y han grabado todo lo que han visto. Lo primero que te viene a la cabeza cuando lo ves es que ahí debe haber pasado algo como para que todo esté como el día que cerró. Vale, hay más mierda que en el palo de un gallinero (expresión que no solemos utilizar, pero que viene muy al cuento), pero las estanterías están llenas de películas, los pósters están colgados y hasta hay chicles en las máquinas expendedoras (aunque tienen un aspecto… no muy saludable).

La cuestión, el truco, es que el dueño cerró por algo y decidió no volver ahí hasta que pensara qué hacer con su vida. Los años han pasado y no parece que haya decidido nada, pero al menos ha dejado entrar a estos chicos con la cámara en mano.

El compromiso: que no toquen nada de lo que hay en el local. Ese es un principio fundamental de los exploradores de lugares abandonados: mira, graba, pero no toques, así que no han tenido problema en hacerlo. El recorrido por el videoclub nos produce sensaciones amargas y nos ayuda a revivir algunos de esos momentos tan clásicos de nuestra niñez. Porque aún queda algún que otro videoclub en España, pero son casos muy contados.

Lo curioso del negocio y quizá por eso no funcionara (o no, vete a saber), es que está cargadito de cintas de VHS, DVDs y Blu-rays en el mismo local. También hay videojuegos de consolas muy antiguas y otros de consolas más nuevas. Es un auténtico museo histórico para los frikis como nosotros. Pero aunque veáis en el vídeo juegos que se han revalorizado varios cientos de euros (algunos de Nintendo 64), ya sabéis que está prohibido tocar. Eso quedará así para la posteridad, al menos de momento.

Vía: YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...