Presentado un nuevo cubo de Rubik para ciegos

El famoso cubo de Rubik se encuentra ahora con una versión no demasiado tecnológica, pero sí que está dirigida a las personas ciegas.

Un cubo de rubik para ciegos

En el ya lejano año 1977 se llevó a cabo el lanzamiento de uno de los juguetes de inteligencia y habilidad más exitosos de todos los tiempos: el cubo de Rubik. Fabricado en Hungría, este exitoso puzle se comercializó con el nombre de Magic Cube y en 1980 se convirtió en el que conocemos actualmente como Cubo de Rubik, un regalo de fama mundial.

Desde entonces se ha convertido en uno de los juguetes para todas las edades más populares de la historia, disfrutado por personas de todo tipo. Pero había un grupo que hasta ahora no lo podía haber disfrutado. La situación cambia con la presentación de un cubo de Rubik dirigido a los ciegos, que gracias a este modelo también van a poder descubrir lo que significa pasarse horas dándole vueltas a los lados del cubo para conseguir completarlo.

Considerado como el juguete mejor vendido del mundo, el cubo de Rubik ha superado los 350 millones de unidades y ha evolucionado con el paso del tiempo. Su modelo con pantalla táctil supuso una original versión, pero el destinado a los ciegos destaca por la frescura de llevar el juguete a un nuevo grupo de personas que hasta ahora desconocían lo divertido que podía llegar a ser.

El proyecto para crear un cubo de Rubik se ha materializado gracias al trabajo que propone Custom Made, una página web que tiene una curiosa finalidad: permitir que los usuarios desvelen sus deseos y que otras personas los fabriquen a modo de desafío personal. Custom Made está funcionando bien y ya son muchos proyectos los que se han creado gracias a la colaboración de los usuarios.

La responsabilidad de haber creado el cubo de Rubik para ciegos ha sido de Tom Stringham, especializado en la elaboración de artículos para este grupo, con el cual ya tiene experiencia gracias al día a día en la empresa Emerald Models. Para llevar a cabo esta nueva versión del cubo, se han utilizado moldes de plástico acrílico colocados en cada uno de los lados y piezas. Cada una de las caras tiene una forma en las piezas: cruces, triángulos, cuadrados, círculos, estrellas y líneas, para que sea fácil reconocer los lados y las formas que se deben mover.

Dicho de otra manera, hablamos de un cubo de Rubik de tipo braille, algo que no está disponible a la venta de forma habitual, pero que ya se puede conseguir a través de la red a un precio de alrededor 100 dólares, la tarifa que el propio Stringham ha recomendado a la hora de vender el producto.

Vía: Custom Made

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...