Oculus Rift nos hará esperar hasta 2016

Aunque no es oficial, las últimas declaraciones de uno de los fundadores de Oculus nos hacen pensar que su producto no llegará hasta 2016.

Declaraciones de Palmer Luckey

Después de que hace poco se mencionara que Oculus tenía intención de ayudar a Samsung para que su nueva versión del equipo Gear VR obtuviera gran popularidad en 2015, ya imaginábamos que era poco posible que Oculus Rift llegara este mismo año. Al fin y al cabo, si Oculus está trabajando mano a mano con Samsung es lógico que no tengan la intención de bombardear su dispositivo con algo más profundo y avanzado. Además, a Oculus le va a venir muy bien que el equipo Gear VR se comience a expandir entre usuarios de todo el mundo.

Pero los temores se confirman aún más después de las últimas declaraciones de Palmer Luckey, fundador de la empresa. Dice que, en relación al lanzamiento de su producto, no puede decir nada específico, pero lo que sí asegura es que las cosas están avanzando de forma más que correcta. Para él todo está avanzando incluso demasiado bien, así que quiere que el público no esté preocupado por su dispositivo.

Eso sí, no dejemos de lado declaraciones adicionales que ha hecho hablando con Polygon, dado que son las que realmente nos hacen pensar que hasta 2016 no veremos el producto en las tiendas. Comenta en esta entrevista que si él afirmó que Oculus Rift llegaría en el año 2015, o que posiblemente llegaría en este año, fue porque en aquel entonces las cosas se encontraban en otra situación.

Como menciona Luckey, desde que hablara sobre la fecha de salida en 2015 han pasado muchísimas cosas por el camino. Esto implica que, como decimos, es muy probable que Oculus Rift no se ponga a la venta hasta el próximo año 2016, fecha que tendría mucho más sentido en el camino que está desarrollando esta tecnología. Porque como indicábamos antes, el mercado recibiría con mejor grado un producto tan ambicioso como este si ya estuviera más involucrado con la relevancia de la realidad virtual. Y eso es algo que pueden conseguir dispositivos un poco menos ambiciosos como el mencionado headset Gear VR de Samsung.

La realidad virtual, si quiere impactar bien en el mercado, necesita que tanto público como fabricantes estén coordinados a fin de que los productos puedan encajar bien en los intereses de los usuarios. No serviría de nada lanzar Oculus Rift si los usuarios no están interesados en la realidad virtual, no tienen dinero que gastar en ella o no siquiera saben de lo que es capaz la tecnología.

Vía: Polygon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...