Oculus Rift ayuda a una anciana a salir de casa por última vez

Oculus Rift ha sido la herramienta que ha podido utilizar una anciana antes de fallecer para cumplir su deseo de salir de casa, aunque sea virtualmente.

Las gafas de realidad virtual Oculus Rift han servido para que una anciana pudiera cumplir un último sueño antes de fallecer. La anciana, llamada Roberta Firstenberg, había sido diagnosticada de cáncer y no había tenido la oportunidad de salir de casa en mucho tiempo. Un día habló con su familia acerca de lo que le gustaría poder salir de casa e ir a algún sitio, aunque se quedara en el jardín. Pero su frágil salud le impedía moverse y no podía hacer nada de esto.

Por eso la nieta de Roberta escribió a los responsables de Oculus Rift para descubrir si ellos le podrían proporcionar a su abuela un experiencia que la dejara satisfecha. Poco después le mandaron unas de estas gafas a fin de poder echarle una mano. Con ellas Roberta pudo disfrutar de tres demos que la llevaron a todo tipo de lugares: Rewind London Experience, Ocean Rift y Eden River.

Con ver el vídeo que acompaña la noticia podemos entender lo que una tecnología como Oculus Rift, que todavía está dando sus primeros pasos, puede conseguir por todo tipo de personas en situaciones que no resultan agradables ni positivas. Desde cumplir un sueño hasta dar una pequeña alegría en un momento muy difícil de la vida.

Roberta falleció después de probar las gafas de realidad virtual, más o menos un mes después. Pudo viajar con ellas y sentirse más liberada por la experiencia de la que disfrutó sin tener que moverse de su sofá. El documento es entrañable y duro al mismo tiempo, haciéndonos ver que realmente es importante apoyar este tipo de dispositivos y tecnología más allá de pensar que pueden ser más o menos interesantes en su aplicación al mundo del gaming. Porque además de destacar en los videojuegos, la realidad virtual también puede ser una herramienta fundamental en otro tipo de momentos. En este caso le permitieron a Roberta que estuviera en distintos lugares que no habría visitado de ninguna manera.

Pudo ver mariposas, escuchar el exterior y aunque no pudo tocar los objetos con sus manos, algo que podemos ver en el vídeo que intenta, sin duda fue una experiencia gratificante. Es muy posible que momentos como este ayuden a que el equipo de Oculus Rift se llene de fuerzas renovadas para seguir trabajando luchando contra la adversidad. E imaginamos que Mark Zuckerberg y compañía están más que satisfechos con la compra de la empresa.

Vía: Kotaku

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...