Nike decide abandonar su presencia en los wearable

La división de Nike dedicada a la FuelBand ha sufrido un importante recorte en cuanto a la cantidad de empleados que trabajan en ella.

Las FuelBand se quedan sin soporte

¿Es esta la decisión correcta? ¿Es buen momento para abandonar el mercado de los wearable justo ahora que está empezando a despegar? Son preguntas de respuesta complicada sin saber qué es exactamente lo que preocupa a los directivos de Nike. En cualquier caso, la compañía ha dejado claro que sale del mercado de los wearable de forma prácticamente completa.

Para ello ha despedido a prácticamente todo el equipo de FuelBand y también ha anunciado que los planes que tenía para producir una nueva versión de su banda deportiva han sido cancelados. La empresa adopta así un nuevo punto de vista, distinto al de otros fabricantes que en lugar de esto se encuentran apoyando totalmente este mercado de dispositivos inteligentes que podemos llevar puestos.

Si antes había 70 personas en la división de los wearable de Nike, de este total han sido despedidas 55 personas, así que se han quedado con 15 empleados. No se sabe si estos trabajadores tienen el futuro inmediato asegurado o si habrá otra criba posterior que se produzca cuando Nike deje totalmente limpia esta división de los wearable.

Lo que despista es que Nike ha declarado recientemente, después de anunciarse la noticia, que su FuelBand va a continuar formando una parte importante en el catálogo de productos que tienen dentro de su negocio. Pero es posible que solo estén pensando en mantener el producto el tiempo suficiente para que vaya olvidándose y para que el soporte técnico ya no sea necesario. También es posible, porque lo han dicho ellos mismos, que la FuelBand disfrute de algunas novedades. Se habla de nuevos colores. Colores metaluxe que podrían ser una forma de agotar el stock que ya hay en los almacenes o que podría darle a la FuelBand una nueva oportunidad de triunfar. Es, en general, una situación muy extraña.

La presencia de Nike en el sector de los wearable comenzó en el año 2002 y han sido, a su modo, pioneros en el mercado, proporcionando a los usuarios un buen accesorio dirigido a las acciones y actividades deportivas. Ahora la competencia ha aumentado muchísimo, esa es una realidad innegable, pero no parece que la situación esté tan mal como para que tengan que retirarse. Suponemos que habrá algo más que desconocemos que haya motivado a que Nike tome esta drástica decisión de abandonar una presencia en el mercado tecnológico que le podría haber ayudado, a largo plazo, a aumentar sus beneficios.

Vía: CNET News

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...