Neuralink consigue que un mono juegue al Pong con la mente

La empresa Neuralink de Elon Musk ha presentado uno de los avances que han conseguido gracias a la investigación que están realizando.

Las empresas de Elon Musk están consiguiendo grandes avances tecnológicos y se encuentran cambiando el mundo a pasos de gigante. Una de ellas, Neuralink, ha sido protagonista reciente por titulares relacionados con ciertas declaraciones polémicas acerca de Jurassic Park, de cómo su cofundador decía que, si quisieran, podrían recrear el parque de forma real dentro de unos años. Pero más allá de la curiosidad de la declaracón, lo que está haciendo la empresa es avanzar de forma muy real en cuanto a tecnología que resulta sorprendente, como el chip que consigue que un mono sea capaz de jugar con la mente al Pong.

Este proyecto ha sido presentado en un vídeo de YouTube donde podemos ver al mono en acción. Primero usa un joystick para controlar el movimiento de la barra en pantalla y seguir ciertos patrones de imagen, color y movimiento.

Pero después, lo que hace el técnico es conectar su iPhone con la mente del mono y crear un punto de conexión que permite que el mono active su capacidad para jugar al Pong sin tener que mover ningún joystick. Las implicaciones que tiene este tipo de avance son enormes y no se puede sino sentir tanto emoción como cierto temor por lo que podría llegar a dar de sí esta tecnología en el futuro.

El mono en cuestión se llama Pager, y posiblemente va a pasar a la historia por este gran avance. Tiene 9 años y ha disfrutado de una sesión de gaming en un vídeo que seguro que llegará a alcanzar tantas visualizaciones como las de los mayores influencers (será mejor que nos preparemos para los monos influencer de aquí al futuro). En el vídeo le vemos jugando mientras, al mismo tiempo, está disfrutando de una bebida de plátano que le llega hasta la garganta gracias a una pajita metálica que está sorbiendo de forma constante mientras se echa la partida.

Seguro que más de uno de vosotros ha pensado en las posibilidades de esto, ya que en un mundo futuro quizá pudiéramos controlar los juegos con la mente y poder dedicar las manos a otras funciones, como sostener el vaso de café. El mono está usando dos dispositivos que se encuentran instalados en su cabeza y que han sido denominados por Elon Musk como el “Fitbit para tu cráneo”.

Aunque el mono juega bien al Pong con el joystick, tampoco tiene nada de qué preocuparse cuando lo controla con la mente. Lo que hace es enviar las señales de movimiento de la mente al ordenador y este lo aplica al juego, ocurriendo todo a gran velocidad. En el futuro, Elon Musk está visualizando que esta tecnología permita que personas que sufren parálisis puedan usar su móvil a una mayor velocidad que las personas que lo utilizan con las manos. Quién sabe si será algo que se acabe normalizando incluso para las personas que no tienen problemas en su cuerpo.

De todas maneras, Neuralink no se olvida de su primer compromiso. Tal y como se puede leer en su web oficial, afirman que su primera misión es conseguir que las personas con parálisis puedan recuperar su “libertad digital”. Así, podrían hacer fotos, arte en distintas formas, curiosear por la red leyendo todo tipo de páginas y contenidos, comunicarse con otras personas a través de mensajes o, como se ha podido ver, jugar a videojuegos”.

Ese es un desafío que la empresa se ha planteado de manera firme y es lo que ayuda a ver dónde se encuentra la diferencia entre lo absurdo de las declaraciones recientes sobre Jurassic Park y el potencial auténtico que tiene Neuralink para conseguir que el mundo sea un lugar mejor. Hay mucho en juego y no va a ser algo que cambie o que se complete en uno o dos años, pero se está viendo que claramente esta es una de las compañías que tiene más posibilidades de cambiar el mundo en las próximas décadas.

No hay que olvidar que Neuralink se formó en 2016 y que, hasta 2019, no se anunció la existencia de un dispositivo en el que estuvieran trabajando. Han sido unos pocos años de trabajo. Muy intensos, eso sí, pero poco tiempo a diferencia de todo lo que ya han llegado a ser capaces de fabricar. Por eso es muy probable que, si todo sigue de la misma manera, lleguen a marcar tendencias.

Ahora mismo nos quedamos con las ganas de volver a conectar con lo que haga la empresa en el futuro, algo en lo que no sabemos si seguirán contando con el mono o si buscarán nuevas formas de progresar. Tampoco nos queda claro si el mono echa de menos el juego, si le ha generado algún tipo de adicción o estrés o si todo lo que le importaba era el batido de plátano que se estaba bebiendo mientras jugaba. Serían preguntas interesantes que se podrían plantear.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...