Microsoft abandona el sensor original Kinect de Windows

Los desarrolladores que trabajen con Kinect tendrán que dar el salto definitivo a la versión v2 si quieren seguir beneficiándose de sus ventajas.

Kinect de Windows

El sensor original Kinect para ordenadores PC con Windows, que llegó como respuesta a los usuarios que lo solicitaban después del lanzamiento del dispositivo en Xbox 360, desaparecerá en este año 2015. El producto llevaba a la venta desde su debut en el año 2012 y aunque había servido para materializar algunas ideas interesantes, nunca se convirtió en un dispositivo realmente exitoso. Por otro lado, era lógico que la primera versión desapareciera, dado que su sucesora, la v2, está disponible desde el año 2014.

Si el relevo generacional no ha ocurrido antes posiblemente se deba al mal resultado que ha proporcionado Kinect v2 desde su implementación en la consola Xbox One. Microsoft se dio un buen golpe cuando comercializó la consola y descubrió que el público no estaba demasiado interesado en seguir exprimiendo el potencial de Kinect. El nuevo sensor había mejorado los resultados, pero no era tan espectacular como se le había vendido al público. Y este desinterés llevó a que poco después se comercializara una versión de Xbox One que dejaba de lado el sensor, en claro reflejo de que Microsoft había captado la indirecta.

No obstante, Microsoft tiene claro que Kinect v2 puede ser un gran avance en cuanto a la conexión entre las personas y los ordenadores. Es un concepto que van a seguir desarrollando con el SDK 2.0 y que promete mejoras a medida que avance el tiempo y los desarrolladores creen nuevos usos.

La compañía dice que todos los días se publican nuevas aplicaciones e ideas dentro de la comunidad de Kinect v2, por lo que en ese sentido se encuentran muy satisfechos. Lo que les garantizan a los desarrolladores es una mayor velocidad de uso, más precisión y un sistema que, en general, satisface más. Con la consola Xbox One no ha funcionado, pero no hay nada que impida que Kinect v2 se separe del entorno del gaming y llegue a ser un valor importante en otro tipo de cuestiones. Al fin y al cabo, Microsoft podría haber fallado solo en cuanto al planteamiento del producto y no en la creación de este.

Tiempo atrás vimos cómo Kinect se usaba en el entorno de la medicina, ayudando en operaciones y en la práctica y recuperación de enfermos. Quizá, como decimos, solo tengan que buscarle el uso correcto a un tipo de tecnología que claramente tiene pocas posibilidades de ser una referencia en el mundo de los videojuegos, el cual dentro de poco optará por la realidad virtual como última tendencia.

Vía: IGN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...