McDonald’s podría pasarse a la impresión 3D en sus juguetes

Los restaurantes de McDonald’s podrían llegar a tener impresoras 3D con las que dar forma a todos los juguetes que sean necesarios.

Impresión 3D por parte de McDonald's

La impresión 3D ya se ha convertido en una de esas cosas que suenan de forma habitual entre usuarios de todo el mundo. La idea de poder imprimir una figura, un objeto sea cual sea, y tenerlo en las manos de una forma real, no plasmado en imagen en una hoja de papel, es algo que ha encantado al público. Y aunque en su inicio la impresión 3D era algo realmente caro, poco a poco se está convirtiendo en una idea más factible para todo tipo de personas.

En el futuro es posible que la impresión 3D se transforme en una tendencia utilizada también por parte de las grandes empresas. Por ejemplo, la cadena de restaurantes McDonald’s se ha mostrado interesada por la utilización de este tipo de impresión. Lo ha hecho mediante declaraciones de uno de sus ejecutivos en Reino Unido.

No hay que pensar que estas declaraciones sean definitivas o que resulten una garantía de que McDonald’s está llevando a cabo pasos para implementar la impresión 3D en sus centros, pero la teoría tiene puntos positivos que hacen pensar que sería una buena idea. Hablamos de los juguetes que se regalan con los Happy Meal, los menús infantiles donde siempre se incluye un juguete con el cual pueden disfrutar los más pequeños de la casa. En el pasado y actualmente es algo que todavía sigue ocurriendo, hay ocasiones en las que los juguetes de McDonald’s se agotan y quienes compran el Happy Meal tienen que acabar recibiendo un regalo sustitutorio genérico.

Tener acceso a impresoras 3D en los centros sería algo positivo para McDonald’s, dado que podría imprimir los juguetes que fueran necesarios cuando las unidades se estuvieran agotando. Pero todo tiene una pega. En este sentido habría que tener en cuenta que en los restaurantes de McDonald’s no solo se prepararía comida, sino que también se debería dedicar un espacio a la fabricación de los juguetes en sí mismos. Y esto significaría producir el fundimiento de plástico, lo que podría no ser nada positivo para los clientes.

Quizá si la tecnología de las impresiones 3D avanza o se adapta de una manera más adecuada al mundo de los restaurantes y de las empresas, McDonald’s pueda finalmente sacarles provecho a fin de garantizar a los niños los juguetes en los que están interesados. Es cuestión de ver cómo avanzan las cosas y si al final McDonald’s se ve tentada por la idea.

Vía: The Register

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...