La evolución del reloj con el Apple Watch Series 7

Más tamaño de pantalla y otras mejoras en el Apple Watch Series 7, como un teclado completo con el que escribir.

Las ventas de los smartwatch no son espectaculares, pero Apple no se retira del mercado y realmente cree que el volumen de unidades vendidas mejorará en el futuro. Para seguir apoyando este tipo de gadget, la empresa ha anunciado el Apple Watch Series 7, el cual continúa apostando por el incremento del tamaño de pantalla. Si lo comparásemos con la Serie 3 veríamos el mayor aumento, puesto que desde aquella ya ha crecido un 50%. En comparación a la Serie 6 precedente, el incremento es del 20%, lo que tampoco está nada mal teniendo en cuenta sus medidas.

Para Apple era importante continuar aumentando el tamaño de la pantalla porque tenía ciertas ideas en mente que no eran viables de otra manera. Una de ellas es la introducción de un teclado completo en pantalla. Gracias a este teclado, los usuarios podrán escribir de una manera natural en la pantalla del dispositivo seleccionando el método de introducción que prefieran.

Así, es posible hacerlo pulsando en las distintas letras una por una o deslizando el dedo hacia las letras que queremos utilizar para escribir. En ambos casos, Apple promete que pondrá a funcionar toda su tecnología de machine learning para que sea posible escribir con rapidez al realizarse la predicción de las palabras que vamos a formar con las letras que estamos escribiendo. Como de costumbre, lo que hará esta tecnlogía será aprender de lo que vamos escribiendo y así conocernos mejor para poder hacer predicciones que cada vez den más en el clavo.

Hay otras mejoras. Por ejemplo, también ha aumentado el tamaño de los botones. Lo que quiere Apple es que el reloj sea más fácil de usar a todos los niveles. Por ello, se ha concentrado en lograr que los botones, en especial los que se usan para las alarmas, sean de un tamaño superior.

Además, el cristal será más resistente y aportará un mayor nivel de robustez ante cualquier posible situación complicada. No va a ser un smartwatch deportivo resistente a todo, pero Apple sí que está intentando que tenga mayor resistencia. Debido a ello también lo dotará de tecnología IP6X con la cual resistir el contacto con el polvo.

Su lanzamiento se producirá a final de año al precio de 399 dólares con fabricación en aluminio reciclado. También destacará por tener un nuevo cargador que ofrece recuperación de batería en una menor cantidad de tiempo. Y, para que aumente el interés en el dispositivo, se pondrán a la venta nuevas correas y colores de reloj.

Una buena noticia es que Apple no tiene intención de retirar del mercado el Apple Watch SE, el cual seguirá a la venta por un precio ajustado de 279 dólares. Y aun mejor es que se haya anunciado que el ya clásico Apple Watch Series 3 continuará en las tiendas para quienes estén buscando un smartwatch de Apple más económico. Su precio será de 199 dólares.

Con estos cambios y novedades, lo que está buscando Apple es mantener su firme postura y liderazgo en el mercado de los smartwatch. Muchos fabricantes han dejado de apoyar este tipo de dispositivo porque no les proporcionaba el rendimiento ni los ingresos que esperaban, pero Apple está jugando a largo plazo y cree que todo el esfuerzo dará sus frutos. Por otro lado, aunque la empresa no desvela ventas determinadas de sus smartwatch, ha llegado a mencionar que han superado las cifras de la industria del reloj tradicional.

En principio, el volumen de unidades que están vendiendo parece ser más que suficiente como para que sigan apoyando la gama de producto con novedades y más modelos. Posiblemente Apple ve los relojes como una de esas divisiones de apoyo que siempre ayudan a incrementar la caja final y que están en una buena posición debido al liderazgo que tienen sobre otras marcas. Ahora que la empresa de la manzana se ha olvidado de su vertiente más digital como empresa de servicios, parece que todo vuelve a la normalidad y que se concentran, de nuevo, en la fabricación de dispositivos.

Al fin y al cabo, ya se sabe qué es lo que ha ocurrido con Apple TV y con los demás proyectos digitales que Apple ha llevado a cabo en los últimos años. Todos ellos siguen estando ahí, pero la empresa ha comprobado de primera mano que no va a ser lo que les dé de comer a sus millones de empleados. Por eso, lo que saben que tienen que hacer es continuar fabricando dispositivos de calidad con los que satisfacer al público.

Las novedades introducidas en el nuevo Apple Watch no tienen una mala pinta y no se puede decir que facilitar la escritura no sea algo positivo. Porque, a día de hoy, todavía no es fácil habituarse al dictado con asistentes de voz. Son demasiado lentos y escuchan demasiado mal como para que solo dependamos de ellos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...