Jawbone se pone al día con sus nuevos wearables

Jawbone ha presentado las pulseras de fitness Up4 y Up2 con las que ofrece una serie de novedades más que interesantes.

Jawbone Up4 y Jawbone Up2

El mercado wearable está cada vez más difícil para los fabricantes, siendo competitivo hasta la médula. Eso provoca que incluso los pioneros del sector se tengan que esforzar para mantener interesado al público. Es justamente lo que ocurre con Jawbone, que acaba de anunciar dos nuevos modelos de pulsera fitness wearable con los que actualiza su catálogo a fin de tener muy satisfechos a los usuarios. Uno de estos modelos incorpora la posibilidad de hacer pagos, lo que nos resulta una función más que interesante.

Los nuevos modelos reciben los nombres de Jawbone Up4 y Jawbone Up2. El más avanzado de los dos es el Up4, que se caracteriza por intentar plantear más batalla a los dispositivos móviles que se encuentran de moda en la actualidad. Ahora que llega a las tiendas el Apple Watch Jawbone necesita implementar nuevas funciones en sus wearables para que estos puedan seguir resultando interesantes para el público.

En este caso, como decíamos antes, la principal ventaja que aporta respecto a otros modelos se encuentra en que tiene capacidad para que hagamos pagos móviles. Es, según el fabricante, la primera vez que un producto dedicado al sector del fitness incorpora también este tipo de opción.

La mala noticia es que de momento solo se le ha dado compatibilidad a las tarjetas de American Express, por lo que en cierto modo va a ser una función un poco desaprovechada. Suponemos que cara al lanzamiento de la pulsera en otras partes del mundo el equipo de Jawbone se ocupará de ampliar la compatibilidad, dado que sino no será una función muy utilizada en otros territorios. La tecnología que utiliza para los pagos es NFC, por lo que no puede resultar más sencillo utilizarla.

En el caso de la Up2, es un modelo más económico que tiene la intención de permitir que el fabricante se abra camino entre los usuarios que no están dispuestos a pagar más de 100 dólares por un dispositivo wearable. No obstante, no se ha reducido el potencial del producto, sino que incorpora algunos rasgos bastante interesantes que le permiten destacar. Su tamaño ha sido reducido respecto a otros modelos y cuenta con un diseño estilizado que llama la atención. Su fabricante tiene esperanzas de que se convierta en uno de los mejores revulsivos para la dura situación que viven los wearable de su catálogo, a los que les cuesta alcanzar un nivel de ventas de primera categoría.

Vía: Pocketnow

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...