Google Glass podría contar con procesador de Intel

En el próximo año 2015 se presentará un nuevo modelo de Google Glass que contará con la presencia de chip fabricado por Intel.

Gafas de realidad virtual

Ahora mismo parece que todo se ha puesto en contra de Google Glass. El producto tecnológico que todos querían tener en el pasado ha retrasado tanto su lanzamiento que se está convirtiendo en un dispositivo que ya no produce interés. Estamos viendo aplicada esta sensación tanto a los usuarios como a los desarrolladores, que no terminan de ver claro qué acabará ocurriendo con las gafas en cuestión.

Hoy por hoy Google Glass despierta, por ejemplo, menos interés que la realidad virtual de Oculus o Project Morpheus, y eso puede ser un grave problema para un dispositivo tecnológico que se vendía, en el pasado, como la revolución en el día a día de los usuarios.

Ya puestos a retrasar el lanzamiento todo apunta a que Google está esperando a una nueva versión de Google Glass que se pondrá a la venta en el próximo año 2015 y que contará con novedades. La principal de todas ellas radicará en que tendrá un nuevo procesador potenciado por tecnología Intel, lo que podría aumentar el rendimiento de una manera significativa. Esta versión de 2015 proporcionará una serie de mejoras que es posible que ayuden a que Google Glass vuelva a ser interesante.

Una de estas mejoras residirá en la capacidad y duración de la batería. Dado que este ha sido uno de los aspectos a mejorar en el modelo actual, Google le ha dado prioridad en la próxima versión y esta será capaz de resistir más tiempo encendido y funcionando. Será un buen añadido que se verá acompañado por un incremento en cuanto a la potencia del procesador, y quizá algún tipo de cambio de diseño. Los rumores apuntan a que Intel va a jugar un papel relevante en la distribución de las gafas, dado que quiere llevarlas a todo tipo de lugares, como hospitales.

En relación a qué chip de Intel se utilizará no hay confirmación, pero es posible que se replique el incluido en el dispositivo Mica, un wearable con el que se promete alcanzar una duración de batería de 48 horas, un rendimiento que le vendría muy bien a Google Glass. De todo ello se esperan más noticias en 2015, principalmente en relación a una fecha de lanzamiento y precio definitivo de venta. Google necesita comercializar las gafas cuanto antes para que estas no acaben todavía más en el olvido entre los usuarios. Por ahora los poseedores de la versión Explorer Edition comienzan a mostrar signos de agotamiento.

Vía: The Verge

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...