Google Glass de momento no será capaz de reconocer las caras

Google anuncia que de momento van a desconectar el reconocimiento facial para evitar problemas de privacidad en sus revolucionarias gafas.

Desactivación en el reconocimiento facial de Google Glass

El debate sobre asuntos de privacidad personal ha hecho que Google Glass se ralentice en cuanto a la avanzada tecnología que intenta implementar. Los ejecutivos de Google han visto que no todo es tan fácil como podrían imaginar y han tenido que tomar, de manera improvisada en algunos casos, decisiones de emergencia. La última hasta el momento es la referente al reconocimiento facial, sistema que finalmente no estará habilitado cuando Google Glass llegue al mercado de manera completa.

Google tenía intención de ofrecer esta capacidad, pero tras recibir distintas quejas y preguntas acerca de cómo reaccionará la empresa ante la invasión de privacidad, los creadores de Google Glass han preferido paralizar esta característica y avisar que todas las apps que intenten hacer uso de ella serán bloqueadas y eliminadas. La decisión de Google será permanente hasta que alcancen una solución sobre la cual apoyarse para en el futuro habilitar esta tecnología, la cual parece que debería estar controlada de alguna manera por parte de las empresas o de la propia Google.

Había cierto resquemor entre el público debido al reconocimiento facial. De base, significaría que si miramos a una persona a través de Google Glass podríamos descubrir sus datos personales, fecha de nacimiento, teléfono, dirección o incluso más información si accedemos a una base de datos más completa. ¿Y si tuviéramos algún tipo de archivo completo que hubiéramos conseguido de manera un poco ilegal?. Podríamos conocer las finanzas de la persona a la que miramos, si tiene hijos, si le gusta comer hamburguesa con queso o con bacon, e incluso otros datos mucho más personales. Es una tecnología, en cierto modo, peligrosa, y Google no quiere que se produzcan casos graves debido a su utilización.

También hay quien piensa cómo Google Glass se podría aplicar a su uso mediante objetos inanimados que recibieran la información de la persona a la que están enfocando. Es decir, pongamos que tenemos un problema con el banco y que vamos a sacar dinero de un cajero automático. Este podría detectar quienes somos y darnos un problema personalizado «por favor Pepito, consulta con tu banco lo más rápidamente posible» o incluso dispararse una alarma de morosidad con sonido para alertar a los directivos del banco. Son solo casos aislados de algo que podría replicarse en multitud de casos y lugares.

En numerosos sitios ya se está prohibiendo el uso de Google Glass, como en un bar de Seattle, así que no hay duda de que será una tecnología que causará un gran sentimiento de desaprobación. Habrá que ver cómo Google lidia con estos problemas con el objetivo de convertir Google Glass en uno de los dispositivos tecnológicos más de moda.

Vía: Google Plus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...