El monitor Mimo para bebés también es tecnología wearable

El Mimo, un objeto en forma de tortuga, se coloca en los bebés para que podamos tener constancia en todo momento de lo que le ocurre al bebé.

Vigila a tu bebé con un nuevo dispositivo

El CES 2014 esconde sorpresas, al menos para quienes deseen encontrarlas. Una de estas sorpresas o curiosidades, como queráis llamarla, se trata del Mimo, un dispositivo de tecnología wearable que no está dirigido a los adultos, ni a los hombres, ni a las mujeres. Tampoco está dirigido a los jóvenes, lo que tampoco sería tan extraño según cómo lo miremos. En realidad, es un wearable que se dirige a los bebés, convirtiéndose posiblemente en su primer dispositivo.

Aunque su nombre está acompañado por las palabras «monitor de bebés», no pensemos en lo que suelen ofrecer estos dispositivos de forma habitual, porque nos estaríamos equivocando. Lo que en realidad es el Mimo es un wearable que se coloca en los bebés y que proporciona información a los padres para que estén totalmente tranquilos respecto al estado de su retoño.

¿Cómo funciona? Realmente no tiene mucho secreto si lo pensamos bien. Lo que suelen hacer los wearables es proporcionar información del esfuerzo físico que realiza el usuario, habitualmente en forma de reloj, transmitiéndose estos datos a la aplicación instalada en un dispositivo smartphone Android o iOS. Los responsables del Mimo se plantearon este tipo de filosofía y la han trasladado al mundo de los bebés.

Los sensores que hay dentro del Mimo se encargan de transmitir todo lo que necesitamos saber de nuestro hijo a un teléfono móvil con la aplicación en cuestión instalada. Todo lo relacionado con los niños debe estar siempre cuidado al máximo, lo que ha hecho que el equipo de fabricantes del dispositivo vigile hasta el más mínimo detalle el funcionamiento de su producto. Para llegar a buen puerto han sacado provecho a la plataforma Intel Edison, que se asegura de garantizar unos resultados muy adecuados.

El Mimo tiene una utilidad muy profunda y proporciona, cuando tiene contacto con el bebé, datos de la temperatura a la cual se encuentra el cuerpo del niño. También indica a los padres la posición en la que está durmiendo, el ritmo de respiración y si en su cuerpo hay algún factor extraño que se deba tener en cuenta a fin de ponerle remedio. Lo interesante es que la información que proporciona el dispositivo los padres la pueden consultar en tiempo real, para tener un control absoluto del estado en el que se encuentra el niño. Es una idea muy coherente con las posibilidades de que tienen los wearable y algo que posiblemente comenzará a ser repetido por otras empresas en fechas próximas. En el caso del Mimo el precio va a ser de 199 dólares y se lanzará en febrero.

Vía: Mimo Baby

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...