Crescent Bay es lo nuevo de Oculus

La realidad virtual de Oculus se presenta con un nuevo prototipo conocido bajo el nombre de Crescent Bay, el cual ya ha sido mostrado.

Gafas Crescent Bay

Desde que Facebook compró la empresa Oculus, responsable de las gafas de realidad virtual más prometedoras del mercado, supimos que habría cambios en el futuro. En esta ocasión se acaba de presentar una nueva versión de sus gafas de realidad virtual con el nombre renovado de Crescent Bay. Se alejan de lo visto en el modelo original, pero manteniendo cierta regularidad con lo que podemos esperar del fabricante. Aún es un fabricante, así que no empecemos a ahorrar para su compra.

Con esta nueva versión parece que el equipo de Oculus quería incorporar novedades técnicas y más posibilidades para beneficio de los usuarios. Por ejemplo, una de sus posibilidades se encuentra en que proporciona detección de movimiento con un soporte de 360 grados. Así mismo, la resolución de vídeo ha crecido de una manera importante y el audio se ofrece de manera integrada. El resultado es, al menos por lo que podemos ver de momento, un sistema de realidad virtual mucho más avanzado de lo que había ofrecido Oculus hasta ahora.

Los desarrolladores también han perfeccionado el diseño de las gafas a fin de perfeccionar el nivel de comodidad. Es fundamental que este tipo de producto tecnológico pueda garantizar a los usuarios que si lo utilizan durante horas no sufrirán ni dolores ni ningún tipo de agotamiento. Es algo que está asegurado en esta nueva versión, al menos para llegar a un nivel todavía no alcanzado en los modelos previos.

Esta versión de las gafas de realidad virtual marcan un buen progreso en el plan que tiene Oculus para conseguir un modelo definitivo con el cual puedan llegar a todos los usuarios a nivel de consumo. Quieren seguir haciendo cambios, ajustes e incorporando novedades hasta llegar a un formato que sea perfecto en todos los aspectos y que puedan tener la garantía de que triunfará. No sabemos cuánto tardaremos en llegar a este momento y si después de Crescent Bay habrá más versiones en formato de prototipo. Es posible siempre y cuando Oculus no encuentre un modelo totalmente exacto en cuanto a sus deseos y necesidades.

Por ahora el proceso de desarrollo parece que avanza a buen ritmo, pero lo que está claro es que Oculus sufre el riesgo de ver cómo el interés por su dispositivo baja si tarda mucho en completarlo. Suponemos que no deberían tardar demasiado en acabar las gafas si quieren triunfar como se cree que conseguirán si todo va bien.

Vía: TechCrunch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...