Cine 3D sin necesidad de gafas, ¿el futuro?

El director de Avatar ya visualiza un futuro en el que podrá rodar películas que ofrecerán 3D sin gafas.

Cine 3D del futuro

El cine 3D ya ha pasado casi casi a mejor vida. Nos dan pena las salas cinematográficas que invirtieron un dineral en adaptar sus pantallas para poder tener este tipo de emisiones. Muchas se han ido a la ruina exactamente por eso, porque después del boom inicial hay muy poca gente dispuesta a pagar el recargo de la visualización en tres dimensiones. Las gafas de plástico se acumulan en los sótanos de los cines y los propios cineastas evitan trabajar en efectos 3D para que sus películas no acaben desfasadas con el paso de los años (¿habéis revisto Viaje al centro de la Tierra y lo mal que queda?).

No obstante, hay alguien que parece que está dispuesto a llevar el cine 3D al siguiente nivel. Se llama James Cameron (seguro que le conocéis) y también fue uno de los hombres que más apoyó este tipo de tecnología. Lo curioso es que ahora está dispuesto a que esta tecnología avance un poco más allá a través del siguiente nivel: 3D sin gafas. Y con eso toda la inversión que realizaron los cines servirá para… nada, absolutamente nada.

Pero quizá tiene sentido. Si el mundo no quiere volver a ponerse las gafas, porque luego el efecto 3D tampoco era demasiado espectacular (no era realidad virtual, para que nos entendamos), quizá haya que darles otra alternativa.

Pero vayamos al tema en cuestión. El gran James Cameron dice que quiere llevar las secuelas de Avatar a un nuevo nivel cinematográfico en términos visuales. Para ello tiene dos ideas que espera llevar a buen puerto: imágenes en 3D sin necesidad de utilizar y gafas y una mayor tasa de frames. Lo ha anunciado con motivo de la recepción de un importante premio cinematográfico y ha ido un poco más allá al afirmar varias cosas más. El director dice que va a empujar todo lo que pueda para conseguir una tecnología visual en el cine que supere todo lo que conocemos actualmente y también con el objetivo de tener mejores herramientas técnicas.

Asegura que será posible tener 3D sin gafas en el cine si consiguen la tecnología adecuada y cree que es cuestión de tiempo que llegue ese día. Y en lo que hace especial hincapié es en que es necesario que los cineastas como él puedan trabajar en el uso de la nueva tecnología cuando la necesiten y no como obligación, porque de esa forma es cuando se crean experiencias vacías.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...