Ascend una rodilla robótica para caminar sin dolores

Ascend es una ortesis que proporciona un soporte tecnológico de calidad para que podamos caminar sin dolores de rodilla.

Los dolores de rodilla son terribles. Si los habéis sufrido sabréis que son de esos que se mueven por dentro y te atraviesan de forma realmente molesta. En el caso de que no los tengamos solo de forma temporal, estamos condenados a aprender a convivir con el dolor o molestia o habituarnos a calmantes que no aportan nada bueno al organismo. Por ello, si nos dan una alternativa, seguro que la aceptamos sin pensárnoslo dos veces. Y, la buena noticia, es que esta alternativa ya ha sido presentada. Recibe el nombre de Ascend y se trata de una rodilla robótica.

Más exactamente, hay que decir que se trata de una ortesis. Es decir, un dispositivo externo que apoya al cuerpo a realizar una de sus funciones originales sin dolor, molestias o con un proceso de corrección que ayude a recuperar la movilidad original.

Creada por la empresa Roam Robotics, esta rodilla robótica está diseñada para las personas que han sufrido lesiones en la rodilla y sufren dolores, o para quienes tienen osteoartritis. En todos estos casos, la rodilla actuará como un soporte de apoyo que utiliza compresión de aire para reducir la carga que aguanta el cuádriceps y así que los dolores se reduzcan de forma considerable.

El uso de Ascend se visualiza como una alternativa a la cirugía o como forma de llevar a cabo un aplazamiento del momento en el cual habrá que pasar por el quirófano. Los especialistas en salud son conscientes de las muchas intervenciones de rodilla que se realizan de forma anual, por lo que están abiertos a que se puedan introducir todo tipo de métodos alternativos para ayudar a los pacientes. Los puntos de interés de esta rodilla robótica se encuentran en los materiales con los que ha sido diseñada. Aunque se trate de un sistema “robótico”, no tiene ningún tipo de metal. Está fabricada con tela y con plástico, lo que ayuda a que el peso de la ortesis sea muy reducido.

Hay quienes están hablando sobre cómo este tipo de soporte de rodilla se podría usar incluso si no tuviéramos dolores. Las personas que la han probado, periodistas invitados por los creadores de Ascend, mencionan que, incluso sin dolor, se nota el soporte que proporciona la ortesis. Se nota al realizar movimientos que normalmente requieren un esfuerzo notable por parte de la rodilla y, lo cierto es que no resulta complicado acostumbrarse a llevarla puesta.

La parte inteligente de la ortesis se encuentra en el uso de una mochila que hay que llevar a la espalda y en la cual se encuentra el soporte tecnológico de este apoyo de rodilla. Es un sistema que ayuda a regular el volumen de apoyo que proporciona la ortesis, lo que permite que haga más o menos trabajo dependiendo de las circunstancias de cada persona. También dispone de mando a distancia para facilitar la configuración, así como de una app con la cual queda registrada la actividad física y el uso de la rodilla robótica.

Si bien es una gran idea, posiblemente la idea de que sea necesaria llevar una mochila con todo el equipo a la espalda reduce el interés en su uso. Nos encontramos ante otro de esos casos en los que se ha realizado un salto tecnológico de primer nivel, pero con un factor que reduce el nivel de interés o de eficacia. No obstante, al menos, el peso de la mochila no parece ser alto, pero no por ello resulta más conveniente.

Otro de los problemas con la rodilla se encuentra en que tiene un precio de 7000 dólares, una inversión que no todo el mundo se podrá permitir. En teoría, por lo que se ha comentado, es posible conseguir la ortesis Ascend con descuento y a un coste menor dependiendo del seguro que tenga cada paciente. En cualquier caso, esto es parte del funcionamiento de la medicina en Estados Unidos y nos coge un poco fuera de onda. Lo que sí hay que decir es que, si alguien nos está leyendo desde San Francisco, parece ser que la empresa fabricante, Roam Robotics, está ofreciendo procesos de prueba gratuitos a todos los interesados. Así que, si tenéis algún problema de rodilla o dolores frecuentes, no sería una mala idea llegar a probar este invento y que así veáis si le podríais sacar provecho en vuestro día a día.

Ascend es otro avance tecnológico de interés que muestra la forma en la que la humanidad está dispuesta a superar sus limitaciones y a conseguir una mejor calidad de vida. Tiene defectos y carencias, pero es un paso adelante y una mejora respecto a otros exoesqueletos que se habían fabricado hasta el momento. Así, poco a poco, iremos llegando a un futuro en el que este tipo de tecnología será, simplemente, perfecta. Cruzamos los dedos para que esos días lleguen y que lleguen cuanto antes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...