Xbox One cambia a su jefe en Japón

Un cambio en el líder de la división japonesa de Xbox One intentará que la consola mejore su presencia en el mercado nipón.

Xbox One con Kinect

Era de esperar que después del sonado fracaso que se produjo con el lanzamiento de la consola Xbox One en Japón acabaran rodando algunas cabezas. Y como los japoneses son como son, el que ha decidido marcharse ha sido el principal jefe de la división nipona de la consola. Así, Takasi Sensui ha dejado el cargo y será trasladado directamente a las oficinas norteamericanas de la empresa.

Lo curioso es que su posición la va a ocupar alguien que podría aportar un toque distinto a Xbox One en Japón. Se trata de Takahashi Minami, un ejecutivo que trabajó durante 25 años en Sony. Se unió a Microsoft en el mes de julio de este año 2014 posiblemente con el interés de introducirse en el reto de levantar una empresa que no se encuentra pasando por sus mejores momentos en Japón.

La salida de Xbox One en Japón fue incluso peor que la de Xbox 360 y se considera que la máquina de generación precedente de Microsoft fue un absoluto fracaso. Por lo tanto, la empresa se ha encontrado ante una situación insostenible que no ha podido levantar de ninguna de las maneras. Era lógico que se decidiera cambiar a su líder.

Semanalmente no se venden más de 800 consolas Xbox One en Japón, algo muy reducido si las comparamos con las más de 10.000 unidades que se pueden llegar a vender de su principal rival, PlayStation 4. La imagen de la gama de consolas Xbox no es buena en Japón y esto es algo muy difícil de cambiar. Aún así, Microsoft sigue pensando que el problema se encuentra en el enfoque y en el trabajo que se está realizando y no en el producto en cuestión. Si en el extranjero vende más o menos bien, aunque también por debajo de PlayStation 4, creen que en Japón también lo pueden lograr.

No se sabe si el nuevo liderazgo de Minami, que sabe cuál es la sensación de triunfar en Japón con una consola, será suficiente para que Xbox One empiece a sorprender entre los nipones. Hay fuertes dudas de ello, pero también esperanzas. En cualquier caso, para que se noten los cambios que implemente Minami en la dirección todavía deberemos esperar unos meses y al menos ser pacientes hasta la próxima campaña de primavera-verano. Este tipo de modificaciones comerciales no se logran en pocos días por mucho que Minami venga con las pilas cargadas dispuesto a comerse el mundo. Habrá que ver qué ocurre.

Vía: Metro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...