Turok, un fps del jurásico

¿Cuándo dejaremos al pobre Turok en paz? Ya tuvo bastantes problemas en el episodio subtitulado Evolution y parecía innecesario un regreso de este tipo. ¿Por qué no dejaron al videojuego tranquilo cuando todavía era brillante.

turok-cuchillo.jpgConcluida la seductora prehistoria nuclear, para su “gran” regreso, Turok se convierte en un soldado del espacio superviviente de un comando de la muerte. Aquí lo tenemos con nueva compañía en busca de su viejo mentor loco situado sobre un planeta remoto. Una bonita base de la que podría surgir alguna película de serie B inflada de guiños a otras cintas y recursos fáciles con frases de la vacuidad de “no puede ser, no lo sabía”. Pero tranquilos porque en esta ocasión ni siquiera se va a hacer el esfuerzo de explicarnos qué es lo que está pasando. Mucha sangre en un planeta extraterrestre en el que los dinosaurios se mueven a sus anchas. Una situación vacía nunca ha sido un problema para hacer un gran videojuego, vamos, que el guión de los juegos de acción generalmente pasa desapercibido. Pero hay otros juegos en el mercado mucho más eficaces.

turok-haciendo-punteria.jpgLa alegre banda de piratas del espacio desembarca en este hostil planeta y hace rápidamente conocimiento con sus residentes que no tardarán en convertirse en los compañeros de juegos de nuestro camarada Turok. Comienza entonces la exploración de este nuevo mundo principalmente compuesto de selva. Una selva densa, relativamente convincente, mecida a los sonidos espantosos de los bichitos que lo pueblan. Lo bueno es que, al aire libre, Turok encubre bastante bien su linealidad ofreciendo de vez en cuando algún camino alternativo que nos permite llegar hasta un punto más alto desde el que hacer blancos fáciles. Sin embargo, las secuencias de juego que se desarrollan en interiores son mucho más pobres desde el punto de vista gráfico causando la sensación de estar en un “correpasillos”.

turok-destripando-al-dino.jpgEliminando los puentes con sus orígenes, el indio se olvida de sus prácticas guerreras olvidando su cuchillo y arco tradicional y cambiándolo por un lanzacohetes y un fusil. Sin embargo, la artillería no está a la altura y da la sensación de que no funciona contra los enemigos que tenemos delante. Podemos jugar a cazadores furtivos acercándonos lentamente a los enemigos y acuchillándolos por la espalda, este aspecto del juego es una distracción que no termina de estar correctamente integrada en el juego. La inteligencia artificial es demasiado incoherente y el comportamiento de los enemigos es demasiado previsible. Basta con encañonarlo en larga distancia y él solito vendrá a por más plomo.


turok-tiro-al-dinosaurio.jpgUn regreso a los clásicos a nivel jugable que también lo es a nivel gráfico. Tenemos delante dos tipos de enemigo. Los primeros son los famosos soldados cuyo diseño es una copia perezosa de los de Killzone, que eran malas imitaciones de la milicia de Half-Life 2. Pero está claro que en Turok, todo el mundo espera los dinosaurios. Al menos ellos, se lanzan sobre nosotros, pero es precisamente lo que se supone que harían, aunque nunca he tenido la suerte de enfrentarme a un dinosaurio en mi barrio. Los hay de cuatro clases y dos de ellos suponen una verdadera amenaza. Lo que no será el caso de los escorpiones gigantes que se encontrará un poco más tarde en el juego. Luego están los raptors, que orren demasiado rápidos como para que hagamos puntería con la poca precisión que nos han dejado los desarrolladores en el mando de control.

turok-un-amigo-te-deja-el-arco.jpgPero el principal problema que nos encontramos con los dinosaurios, es que van a hacernos descubrir lo que es seguramente de las peores ideas que se hayan tenido nunca en ningún FPS. Los dinosaurios tienen la manía de atacarnos por detrás, con lo que tendremos que estar mirando nuestro culo continuamente. Lo malo es que son tan rápidos que al final uno tiene la sensación de que la máquina se ríe de ti. Algo que te hace gracia al principio pero que te puede hacer perder los nervios en más de una ocasión. Es mucho más frecuente de lo habitual que en Turok un raptor nos cambie el peinado sin que nos demos cuenta. Si eso pasa con uno, cuando vienen con ocho o nueve amigos a toda velocidad, la sensación de impotencia se apodera de nosotros.

turok.jpgEl colmo de la locura llega cuando estamos luchando contra una patrulla enemiga y los lagartos vienen a la juerga. El resultado es que Turok es un juego de una dificultad muy mal proporcionada. Y lo malo es que tampoco es que se trate de un juego especialmente difícil, simplemente está mal pensado, porque desarrollar un juego difícil implica darle la oportunidad al gamer de poder hacer frente a la situación y el resultado en este título es frustrante. ¿De qué sirve tener todas las habilidades del mundo si de la nada sale un raptor y te ha matado? Otro ejemplo más que habla de esto es la confrontación contra una especie de araña mecánica armada de un lanzacohetes que demuestra una vez más la idiotez de este sistema de revocación del personaje. Uno ya no sabe en qué dirección está el bicho. La descripción del juego no estaría completa sin la mención de los checkpoints mal colocados, generalmente demasiado distantes. En resumen, a pesar de algunos momentos más agradables que otros, este nuevo episodio de Turok huele un poco a fracaso.

turol-capacidad-destructiva.jpgDesde el punto de vista de la realización, no se puede decir que Propaganda haya hecho maravillas. Unreal Engine 3 a tutiplén especialmente inspirado en Unreal Tournament/Gears of War ofrece una jungla bastante decente. Sin embargo los interiores son demasiado discretos, con texturas dolorosas. Pero en Ps3 la cosa es mucho peor, además de un framerate que vacila las texturas aparecen como con retraso, esta versión es peor que la de la consola de Microsoft. Que sí, que la vegetación es menos densa en la consola del tío Bill, pero permite jugar, en Ps3 las sensaciones no son buenas. Propaganda Games puede disculparse por su poca experiencia desarrollando en Ps3, pero las diferencias son demasiado grandes.


YouTube Direkt

Gráficos: 65/100
El Unreal Motor 3 disfruta de uno de sus bugs favoritos en todo el juego, el clipping. Pero a parte de eso, el juego es entretenido. Una bonita selva, un efecto de bruma muy conseguido no son suficientes para plantar cara a títulos como Call of Duty o Gears of War.

Sonido: 75/100

Doblaje de gran calidad con diálogos poco convincentes, no convence. El resto de la banda sonora es suficientemente simpática y sí que está a la altura de lo esperado.

Jugabilidad: 45/100
Concebido según no se sabe demasiado qué concepción de desafío, la jugabilidad de Turok es más frustrante que divertida y lo que intenta pasar como un desafío al jugador es un intento de subir artificialmente la dificultad del videojuego.

Duración: 60/100
El modo para un jugador da para varias semanas, las de la ausencia de un servidor en este blog. Os van a matar varios cientos de veces. El multijugador, aunque convincente no está a la altura de dos monstruos como Callo of Duty 4 o Halo 3.


YouTube Direkt

Valoración General: 50/100
Mal pensada, la jugabilidad de Turok lo transforma en un título hardcore. Las exigencias del título son surrealistas, imagino que los chicos de Propaganda Games habrán pensado en las consecuencias de esto. Un Raptor puede acabar con tu vida en dos movimientos. El tipo de jugadores al que va supuestamente dirigido el juego es mucho más amplio, los amantes de la dificultad están todavía enganchados al S.T.A.L.K.E.R.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...