The Elder Scrolls IV: Oblivion, ahora en Ps3

OblivionLa cuarta entrega de la saga Elder Scrolls triunfó el pasado año en PC y Xbox 360. El trabajo de los chicos de Bethesda Software llega ahora hasta Ps3. Y lo mejor de todo es que además de mantener las características del mejor juego de rol de todos los tiempos le han añadido “de gratis” la expansión Knights of the Nine. Lo primero que llama la atención del juego es que se han pulido algunos detalles gráficos y que, sobre todo, se han aligerado los tiempos de carga. Por lo demás, se trata de una compra obligada para todos los amantes de los juegos de rol que tengan una playstation3 en casa.

The Elder Scrolls: Oblivion es un juego de rol en el que prima la libertad de acción por encima de todo. Es aquí donde viene la eterna lucha entre la manera de entender los juegos de rol en oriente y occidente. Lo digo porque la mayor parte de usuarios de videoconsolas están acostumbrados al rol “made in Japan”, que poco tiene que ver con el sistema jugable que han montado para Oblivion. Esto no quiere decir una historia, por supuesto que la hay, lo que pasa es que puedes hacer lo que te de la real gana.

OblivionLa acción de Oblivion transcurre en primera persona y como consecuencia de ello resulta bastante entretenido pegar espadazos, lanzar flechas o hechizos a los enemigos. De esta manera se consigue una sensación de realidad mágica que no hemos tenido posibilidad de disfrutar hasta la fecha en el mundo de las consolas. Igual es una de las nuevas posibilidades que trae la séptima generación, videojuegos tan profundos como los que hemos podido disfrutar desde siempre en el PC.

Un sueño del emperador preñado de presagios sobre lo que ocurrirá en Oblivion nos permite la libertad, así comienza una especie de tutorial que nos permitirá hacernos con los controles mientras personalizamos a nuestro personaje. El editor complejo y está lleno de características por definir, aumentando ya desde ese momento la sensación de gran profundidad que preside al título que nos traemos entre manos. El destino nos hace vivir el asesinato del emperador y la posibilidad de cumplir sus últimas voluntades. Ahora, el mundo de Oblivion depende de nosotros y del desarrollo que queramos realizar en el mismo.

OblivionOtra característica del videojuego de Bethesda es la extensión geográfica del juego; hay ciudades, montañas, bosques. En definitiva, un entorno de juego vivo en el que nos cruzaremos con todo tipo de criaturas, objetos mágicos, enemigos mortales… Cualquier aspecto que se os pueda ocurrir ha sido cuidado hasta el último detalle. Cada personaje que aparece en el juego tiene una historia detrás, unas motivaciones y sus particulares relaciones con el resto de personajes a los que conoce. Para mejorar nuestra “disponibilidad” de cara a los demás, existen cuatro acciones entre las que elegir: adular, bromear, coaccionar y presumir. Cada una de ellas tiene diferentes efectos entre los personajes controlados por la CPU. Y mucho cuidado porque este es un aspecto muy importante en este título… Mientras tanto podemos dedicarnos a desarrollar la historia principal que Oblivion propone o por el contrario dedicarnos a tareas secundarias que surgen de la interacción con otros personajes.

El sistema de experiencia del juego se basa en la utilización de las distintas habilidades. Subimos de nivel en función del número de ocasiones en que hayamos utilizado dicha capacidad. Las variables son variadas, fuerza, personalidad, inteligencia… Es decir, cuanto más utilices la espada, más fuerza tendrás…

OblivionGráficamente, The Elder Scrolls: Oblivion es espectacular. Por ponerle un pero, resulta algo molesto ese efecto de popping que hace que los árboles aparezcan repentinamente en el horizonte o la confusa vista en tercera persona. El trabajo de diseño realizado en las ciudades es más que interesante, daros una vuelta por las catedrales y podréis comprobarlo por vosotros mismos. La banda sonora es sensacional y cambia en función de la situación de juego que tengamos delante. De la misma manera, los efectos sonoros son numerosos y de gran calidad. Es una pena que no hayan doblado todo el juego al castellano, tan sólo algunos elementos del mismo han sufrido el proceso y casi todos los diálogos se presentan en inglés.

En definitiva, la sensación de libertad que ofrece este juego no es comparable a las sensaciones vividas en ningún otro título para consola. Si además le unimos un apartado técnico brillante, una jugabilidad a prueba de bombas y una duración casi infinita tenemos como resultado un “must have” para todos los amantes de la aventura en Ps3. Oblivion es inabarcable, infinito y necesario.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...