Super Monkey Ball Banana Blitz

200px-monkey_ball_wii.JPGEstaba claro que un Monkey Ball tenía que convertirse en uno de los primeros videojuegos para Nintendo Wii. Mantendría todas las premisas y se controlaría gracias a la detección de movimientos del Wiimote. Eso se comentó en una reunión de trabajo de la que disfrutamos en el mes de julio los redactores de gameover.es y que supuso la culminación de un par de barriles de cerveza marca Heineken fresquita, fresquita.

En esta saga la acción transcurre en un tablero de juego que tenemos que inclinar. Dentro de la esfera hay un simio que tiene que llegar hasta la meta sorteando los obstáculos que encuentre a su paso. La respuesta del mando de control es completamente fiable y sólo nuestro pulso determinará que no hagamos que nuestro mono se vuelva loco, comience a golpearse con todo y acabe cayendo al vacío por el borde de un escenario…
00021.jpgSi no tenéis cuidado puede que ocurra varias veces. Sega ha incluido el salto como aportación original en esta entrega, y con ella más profundidad en el videojuego. Buscar los caminos que abren los saltos sólo reportan plátanos en lugares muy complicados que llevan a una muerte segura, con lo que bastante a menudo optamos por dejarlos correr por no arriesgar nuestras preciadas vidas y la nueva habilidad se torna prescindible. En otras ocasiones, el salto se hace imprescindible para avanzar aunque en situaciones menos arriesgadas como en es la búsqueda superflua de plátanos extra.
0009.jpg Algunas veces buscar los caminos que abren los saltos sólo reportan plátanos en lugares muy complicados que llevan a una muerte segura. Frecuentemente vamos a optar por no arriesgar nuestras vidas (con lo que la nueva habilidad queda en entredicho). De vez en cuando el salto se hace imprescindible para avanzar.

Los mini-juegos son una parte muy importante de Monkey Ball. Pero es que en Banana Blitz esto ha llegado al punto en el que prácticamente se han transformado en la parte más importante del título. A nuestra disposición tenemos más de cincuenta entretenimientos electrónicos diferentes.

0004.jpgLos mundos en los que se desarrolla la acción responden a clichés bastante típicos que han adornado con algunos tópicos recurrentes: montañas nevadas, jungla… La dificultad ha sido muy bien ajustada y desde aquí aprovechamos para pedir a Sega un nuevo Wiimote para nuestra máquina (al fin y al cabo que yo lo lanzara contra el suelo de rabia es culpa suya por poner unos jefes de final de fase tan capullos…)
El salto se realiza pulsando el botón A. Parece evidente que podían haber utilizado la detección de movimiento como lo hace el juego de carreras del Wii Play (agitándolo da un brinco). Y es que entre unos y otros nos están malacostumbrando.

0007.jpgEl apartado gráfico no desentona con los estándares que está mostrando la Wii. Bonitos y con muchos colores, sin llegar a ser las Supernenas. A este juego no le hace falta mucho más, los monos, aunque pertenecen a la extinguida raza poligonal han sido redondeados. Los efectos visuales cumplen a la perfección su cometido sin destacar del conjunto.

El sonido tiene de todo tipo de melodías que resultan agradables a la vez que mezclan diferentes estilos musicales. Los gritos de los monos resultan simpáticos al género humano en general (será por aquello de que no estamos tan lejos como algunos piensan). Las pocas voces que trufan el contenido sonoro del disco han sido dobladas perfectamente al castellano.

0012.jpgEstaba cantado que Monkey Ball le iba como anillo al dedo a la Nintendo Wii. Hasta cincuenta minijuegos cobran una dimensión nueva que está explotando en la máquina japonesa de séptima generación al máximo. Ni sorprende ni desentona entre lo que hemos visto durante las últimas fechas. Es uno de los pocos que no resulta aburrido en el modo de un jugador y permite la celebración de fiestas con amigos… ¿quién trae la cerveza el sábado? No os olvidéis de comprar otro Wiimote.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...