State of Decay llega a Australia, pero censurado

El juego State of Decay no estará disponible en Australia en su totalidad, sino que incluirá algunos recortes a modo de censura.

State of Decay estará censurado en Australia

Los australianos no tienden lo que ocurre en su país. ¿Dónde queda la libertad? ¿por qué medidas censoras para videojuegos una vez ya existe un código de certificación de edad solo para adultos?. Si un juego solo está dirigido a jugadores mayores de edad, ¿por qué no se puede comercializar dentro de esta categoría y llegar a las tiendas o a formato digital con requisito de edad?. Son preguntas que no se llegan a entender en su totalidad.

Australia parece que aceptó la decisión de ofrecer calificación para mayores de edad y aceptó el lanzamiento de varios juegos, pero una vez ha pasado el tiempo los responsables del sector han vuelto a las andadas. La cancelación de la salida de State of Decay en Australia fue un golpe duro para los usuarios. Sus creadores no se quedaron con los brazos cruzados, sino que decidieron realizar algunos ajustes en el juego a fin de poder comercializarlo en el mercado australiano aunque fuera con algunos recortes.

Tras volver a emitir el juego para su aprobación al final State of Decay ha recibido la aprobación bajo la calificación de 18 años. La duda está en saber qué nivel de censura tiene el juego y si de verdad seguirá siendo interesante o si perderá gran parte de su atractivo.

En relación a los recortes todavía no se han desvelado detalles específicos, pero los desarrolladores han comentado que se ha reducido la cantidad de sexo y de uso de drogas a lo largo de la aventura. También se indica que se han reducido los temas más impactantes y que el lenguaje es más suave. Los desnudos se han reducido y la violencia de alto nivel también se ha ajustado. En base a estos detalles, ¿qué es lo que le quedará a State of Decay?.

Este tipo de censura que se está viendo en Australia es preocupante teniendo en cuenta que nos encontramos en el año 2013, un momento en el cual resulta extraño que pueda ocurrir esto. En otros países la censura también es algo habitual, como Alemania, aunque los australianos son de lejos los que más están sufriendo los golpes de los recortes. Algunos juegos censurados pierden el atractivo y no logran vender suficientes unidades, en parte porque los usuarios interesados se buscan la vida para poder jugar a la versión completa saltándose las leyes de su país. Con State of Decay no está claro qué ocurrirá.

Vía: Facebook

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...