‘Spec Ops: The Line’ o el horror, el horror…

El género de los shooter nos tiene acostumbrados a presentarnos cada vez espectáculos más vívidos, crudos y reales de fuego y sangre. Ya sea en escenarios ficticios o reales, la tercera generación de consolas nos ha puesto ante un mundo que se ha convertido más real que el nuestro propio, en el que experimentar un ínfimo porcentaje de la adrenalítica guerra. Sin embargo, toda esta gama de hiperralistas juegos de guerra suelen adolecer de lo mismo: una buena historia, una narración que plantee enigmas y contradicciones, que tenga personajes redondos y llenos de matices. Una trama que haga que el jugador, además de descargar su pericia y adrenalina con el mando, se rasque de vez en cuando el cogote y piense un poco en lo que está haciendo, que le dé una vuelta de hoja a la guerra, a sus esquinas morales, a sus contradicciones, a su increible crueldad y el terror que supone la destrucción de unos y otros.

Eso es precisamente para lo que llega un título tan esperado como ‘Spec Ops: The Line. Los chicos de 2K llevan mucho tiempo ofreciendo información sobre su nuevo juego, que estará disponible el 26 de junio para Xbox360 y PS3. Muchos expertos ya han podido disfrutar de él y quienes lo han probado aseguran que será uno de los títulos del año. Se le atribuyen diferentes virtudes: personajes logrados, gráficos que ponen la piel de gallina y que ambientan la historia de una manera veraz, casi casi palpable. Pero sobre todo, si algo de especial tiene ‘Spec Ops: The Line’ es una historia de fondo que trasciende el género de las aventuras de militares y se sitúa entre las grandes obras bélicas, ya sean en el cine, en televisión o en la literatura.

Puede que en principio el argumento parezca simple y poco original. Un grupo de militares se adentra en Dubai después de que haya sido arrasada por una gigantesca tormenta de arena que la ha convertido en un cementerio de edificios titánicos en medio del desierto. Su objetivo es descubrir qué ha sido de un grupo de fuerzas especiales que viajaron a la ciudad con anterioridad y de las cuales se ha perdido la pista. Aquel grupo estaba comandado por el capitán Konrad, un guiño literario a los referentes de los que bebe el juego: ‘El corazón de las tinieblas’ de Joseph Conrad, y ‘Apocalipse Now (la película basada a su vez en la novela de Conrad) de Coppola, donde es Kurtz el coronel buscado.

Obviamente los paralelismos no acaban en el nombre del coronel. Al igual que la película y la novela, la historia de Spec Ops es todo un viaje del protagonista por los horrores de la guerra, un viaje que no solo es físico, también interior. Durante el juego no solo dispararemos, también habrá tiempo para cuestionarnos qué diablos hacemos, por qué apretamos el gatillo y contra quién. Este no es un juego de héroes y villanos, de soldados matando soldados, es mucho más. Es recomendable acompañarlo con la película de Coppola y la novela de Conrad para comprender la magnitud de lo que se está contando.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...