Rare duda sobre qué hacer con Kinect

El dispositivo Kinect podría perder el apoyo de Rare, dado que la compañía no sabe qué hacer después del lanzamiento de Kinect Sports Rivals.

Kinect podría perder el apoyo de Rare

Lo que hizo hace unos días Microsoft fue muy duro: anunciar que pondrá pronto a la venta, en el mes de junio, un modelo de la consola Xbox One sin Kinect. Fue duro para quienes compraron la máquina sin querer el dispositivo, y también para aquellos desarrolladores que pensaban que Kinect llegaría a significar algo en el futuro.

E incluso los estudios de Microsoft que se habían concentrado en aprovechar Kinect al máximo, como Rare, se están replanteando qué hacer en los próximos meses. A Rare Microsoft le había confiado la misión de desarrollar experiencias de una gran capacidad que hicieran uso de Kinect de una manera absolutamente imprescindible. Su último trabajo fue Kinect Sports Rivals, que consiguió sorprender a los usuarios con una capacidad de calidad extrema en lo relacionado con representar la imagen de cada usuario dentro del juego mediante la captura de imagen de la cámara. Con Kinect Sports Rivals se logró impactar y proporcionar mucha diversión a los usuarios, pero tampoco se ha tratado de ese juego rompedor capaz de hacer que Kinect sea una tecnología imprescindible.

Y aunque las ventas de Kinect Sports Rivals no han ido mal, lo cierto es que tanto en Rare como en Microsoft se están planteando qué hacer en el futuro. ¿Continuar con lo que se ha hecho en el pasado u optar por nuevos proyectos e ideas?

Microsoft y Rare se lo tienen que replantear todo mucho, tomarse un tiempo y valorar qué podrían hacer para que sus próximos trabajos alcancen un rendimiento de primer nivel. Dice Microsoft que Rare se encuentran en un momento en el cual tienen autonomía para ser capaces de decidir si quieren dar inicio a un proyecto personal o a cualquier tipo de trabajo en el cual tengan interés. Es un momento de inflexión que podría significar que Rare vuelva a hacer, como en el pasado, producciones de renombre, juegos un poco más profundos y espectaculares. Eso es justamente lo que desean sus muchos seguidores, los que recuerdan aquellos tiempos en los que destacaban en el catálogo de la consola Nintendo 64.

Si Rare termina alejándose de la creación de experiencias con Kinect, esto significaría que incluso uno de los capitanes opta por saltar del barco antes de que este se hunda de una forma definitiva. Y si lo hace Rare, ¿por qué no deberían hacer lo mismo también las demás empresas desarrolladoras que han confiado en Kinect? Podría ser el final del dispositivo tal y como lo conocemos aplicado al gaming.

Vía: Total Xbox

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...