Ouya encuentra una solución para mejorar su imagen

Los propietarios de la consola Ouya van a recibir un saldo de regalo con el cual poder realizar compras en la tienda digital de la máquina.

Los usuarios de Ouya tendrán saldo extra

Los problemas de imagen de marca con los que se ha encontrado Ouya han sido tan duros que incluso algunos de sus seguidores más fieles les han dado la espalda. Pero la compañía se lo ha ganado a pulso. Después de no enviar la consola a quienes les apoyaron en el crowdfunding y si hacerlo a las tiendas, los usuarios que la pagaron en su momento y que aún no la tienen se sienten un poco abandonados y estafados.

Ahora Ouya anuncia cuál ha sido su idea para recuperar el favor de estos usuarios que se sientan mal con ellos: la oportunidad de conseguir un saldo de 13,37 dólares para su utilización libre en la tienda de contenidos de la consola. Este saldo no parece ser suficiente, ni mucho menos, para complacer a un público al que el entusiasmo se le ha bajado a las plantas de los pies y que ya está olvidándose de la máquina para empezar a pensar en la próxima generación de consolas de sobremesa.

No resulta suficiente saldo por otro motivo: se le ve el plumero al equipo de Ouya. La compañía se vio obligada a reconocer pocas semanas atrás que hay muy pocos usuarios que gastan dinero en su mercado de juegos digitales en descarga. La mayor parte del público descarga las versiones de prueba, pasa un buen rato con ellas y evita invertir dinero en juegos que no les terminan de decir nada. Dando este saldo lo que Ouya quiere es crear tendencia de realizar compras digitales desde su consola. Si regalan 13,37 dólares, piensan que es posible que después de gastarlo los usuarios gasten más dinero de su bolsillo.

Desde Ouya también quieren mejorar la situación por la que pasan debido a que ya están pensando en llevar a cabo nuevos procesos de financiación pública. La compañía dice que necesitan dinero para apoyar a juegos de primera calidad que llegarán en exclusiva a la consola. Pero los usuarios, al menos una gran parte de ellos, no parecen estar confiados en que la empresa merezca lo que están solicitando. Quienes han sufrido el abandono en el envío de la consola no se lo plantean, y a los que no les ha pasado piensan que ellos podrían ser los siguientes.

El futuro de Ouya es muy incierto si todo sigue de la misma manera, y nadie descarta que la consola pueda pasar a ocupar uno de los huecos en la lista de productos de hardware más desastrosos del mercado de los videojuegos. El tiempo dirá si se salvan o no.

Vía: Slash Gear

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...