Mortal Kombat: Komplete Edition aprueba para su salida en Australia

La salida de Mortal Kombat: Komplete Edition está confirmada para Australia, donde había sido rechazado con anterioridad por su violencia.

Mortal Kombat llega a Australia

A la tercera va la vencida, o al menos eso es lo que debe haber pensado Warner Bros. Interactive en relación al lanzamiento del juego Mortal Kombat en tierras australianas. Tras ver cómo su juego era rechazado para su comercialización en el año 2011, debido a la excesiva violencia del mismo, y volver a ser rechazado posteriormente, ahora el título ha recibido la aprobación de turno bajo la etiqueta de juego para adultos, una de las últimas novedades instauradas en el país.

Tras recibir la calificación R18+, esta versión de Mortal Kombat, la última aparecida hasta la fecha, se pondrá a disposición de los australianos tanto en PlayStation 3 como en Xbox 360. Significa la llegada de un juego que se daba por perdido para los habitantes del país, y que si bien ya está un poco caduco, sigue manteniendo una elevada calidad en cuanto al género al que representa.

La ley que permite comercializar juegos de +18 en Australia se instauró el día 1 de enero de 2013 y ha abierto una nueva vía de expansión a las distribuidoras, que tienen ahora un mayor abanico de posibilidades del cual echar mano. El lanzamiento de Mortal Kombat: Komplete Edition es muy relevante para el mercado australiano, dado que significa que juegos con cierta antigüedad también tienen oportunidad de lanzarse, incluso si fueron rechazados en el pasado.

Esto podría llevar a que otras editoras decidan recuperar juegos recientes que no pasaron el corte en su momento, aunque habrá que ver cómo reacciona el público y si de verdad está interesado en pagar por juegos originarios de hace uno, dos o incluso tres años atrás. Si las ventas de Mortal Kombat: Komplete Edition funcionan de una forma apropiada, lo más posible es que comencemos a ver cómo otros juegos violentos se confirman para su lanzamiento en el país.

Lo que ha ocurrido en Australia es reflejo de algo que también podría pasar en otros países, sobre todo en estos momentos en los que se está mirando con lupa la forma en la que los videojuegos influyen a los usuarios en cuanto a proporcionarles sentimientos de violencia. En Estados Unidos, por ejemplo, se está investigando este factor y no sería raro que las cosas cambiaran mucho en el futuro si los videojuegos siguen siendo el principal enemigo de los políticos.

Para los australianos, al menos de momento, ha acabado el tiempo en el que tenían que recurrir a la importación de juegos, de formas en ocasiones ilegales, para acceder a estos productos que de otra manera no tenían ocasión de probar.

Vía: IGN USA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...