La consola RetroN 5 consigue llegar a Europa

El lanzamiento europeo de la consola RetroN 5 ha sido tal y como esperábamos, mal organizado y con un precio superior a lo prometido.

RetroN 5 en Europa

Pocos lanzamientos de nuevas consolas, por independientes que sean, han resultado tan caóticos como el de la máquina RetroN 5 de la empresa Hyperkin. Ha pasado más de 1 año desde la fecha en la que, en teoría, estaba previsto que se lanzara esta consola en el mercado europeo. Tiempo atrás llegó a Estados Unidos y lo hizo con una recepción bastante polémica. Ahora ya se puede, finalmente, adquirir en Europa e incluso está en stock en tiendas online de nuestro país.

Pero además de haber tardado un tiempo alarmante en llegar lo ha hecho con una horrible campaña de producción a sus espaldas. Hyperkin se ha mantenido callada, sin informar a los usuarios acerca de cuándo, cómo y por qué comprar su consola. Los distribuidores, la mayor parte, no se han enterado del lanzamiento hasta los últimos días, y Funstock, que parece tener mucho que decir en todo esto, tampoco ha hecho demasiado en la salida europea. En general, se ha organizado un buen tinglado que al final tiene una conclusión dura: la consola cuesta más de 160 euros. Un precio que está muy lejos de los 90 y pocos euros que se estimaban en sus principios.

Con ese coste, que está más cerca de los 200 euros que de los 100 euros, nos queda una sensación de bajón pronunciada. Bajón apoyado en las críticas que se publicaron en su tiempo en el circuito de especialistas en Norte América, donde dejaron claras las carencias de la consola para los jugadores que estén buscando fidelidad en la reproducción de sus juegos.

Lo de RetroN 5 es una sensación agridulce. A nadie se le olvida lo que representa la consola: una máquina en la que se concentran ranuras donde introducir los juegos de un buen puñado de consolas retro. Es, literalmente, una fantasía hecha realidad. Pero no se representa como nos gustaría y todo lo que ha ocurrido previo al lanzamiento de la consola tampoco nos acaba de dejar satisfechos. Hemos sufrido mucho menos por el lanzamiento de PlayStation 4 o incluso, en otro contexto, por el del nuevo iPhone.

Los juegos que cargamos en la RetroN 5 no se reproducen desde el cartucho, sino que se lleva a cabo un proceso de emulación. Esto es lo que menos ha gustado a los usuarios más hardcore, que no dejan de pensar que para hacer eso mismo, pueden confiar simplemente en un emulador con sus roms pertinentes. En lo positivo, se puede salvar partida y usar televisiones actuales, para lo cual la consola está preparada. Dicho esto, es el usuario quien va a tener que decidir si confiar en la RetroN 5 o si dejarla pasar como algo que podría haber sido, pero que no llegó a cumplir sus promesas.

Vía: Funstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...