La consola Ouya llega y besa el santo

Los creadores de Ouya pueden estar contentos por los buenos resultados que ha conseguido la consola Ouya en su llegada al mercado.

Ouya triunfa en las tiendas

La producción y lanzamiento de Ouya se cuenta ya como la historia de la cenicienta más actual del mundo de la tecnología. Desde el día en el que naciera en una ronda de financiación colectiva en Kickstarter, Ouya ha sido un nombre que ha sonado con mucha fuerza entre usuarios de todo el mundo aficionados a los videojuegos.

Ha sido protagonista de polémica, pero también de valoraciones positivas. Ouya se ha convertido en una clara referencia en lo que se refiere a la nueva generación de consolas independientes, un tipo de máquinas sencillas que buscan adentrarse en el mercado bajo un nuevo punto de vista, distinto al que usan Microsoft y Sony en consolas como Xbox o PlayStation.

La cuestión actual es que Ouya ya está en el mercado de varios países, incluido Estados Unidos y Reino Unido, y eso significa saber si realmente se cumplirán las expectativas que tenían sus creadores. De momento la respuesta por parte del público es positiva, dado que solo en unas horas se ha agotado en multitud de tiendas, desde Amazon hasta varios comercios físicos que se han animado a ponerla a disposición de los clientes. En otras tiendas todavía se puede adquirir, pero está previsto que terminen agotándose dentro de muy poco.

Por muchos errores que hayan cometido en el pasado y en especial en la reciente campaña promocional, los creadores de Ouya se pueden sentir orgullosos por haber creado una de las propuestas de hardware más interesantes del mundo de las consolas. Su plan pasa por ofrecer acceso a lo relacionado con el sistema operativo Android, descarga de juegos bajo una filosofía digital más que remarcada y una funcionalidad social que favorecerá el disfrutar de la consola de una manera distinta.

Ouya, eso sí, sigue encontrándose con que algunos de sus usuarios más fieles, muchos de los que apoyaron la consola en su campaña de Kickstarter, todavía no han recibido la consola. Los directivos de la empresa, en vez de enviar la unidad correspondiente a cada uno de los usuarios que la compraron en su día en Kickstarter, ha preferido dedicar una gran cantidad de unidades a su envío hacia las tiendas. Esto produce sentimientos encontrados entre los usuarios, dado que no entienden cómo puede ser que los creadores de Ouya les dejen de lado cuando ellos les apoyaron en su momento más complicado.

Los próximos meses serán determinantes para saber qué ocurrirá con Ouya en el futuro. Si las cosas van bien y las ventas siguen a buen ritmo posiblemente el equipo responsable arreglará el desplante que ha realizado a los usuarios que faltan de recibir su unidad. Esto al menos ayudaría a reparar la mala imagen que se han ganado en los últimos meses.

Vía: Geek Sugar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...