God of War: Fantasma de Esparta

God of War: Fantasma de Esparta para la PS portátil se caracteriza por sus imagenes gráficas dispuestas en los muchos y diferentes lugares en donde se llevan a cabo los combates. Quizás el único inconveniente es la dificultad que a veces se presentan al manejar los controles y el hecho de que ante tan buena calidad y cantidad de imágenes, en algunas escenas resulta difícil ubicar a Kratos. Sin embargo, God of War: Fantasma de Esparta es verdaderamente un logro técnico impresionante.

God of War: Fantasma de Esparta

Los videos de God of War: Fantasma de Esparta que han estado disponibles para todos nosotros, y  las conclusiones a partir de la experiencia de algunos jugadores nos han permitido un análisis en relación al título.

Lo primero, y por qué nos más destacable, son las visuales increíbles que nos ofrece, garantizándonos la sorpresa en cada uno de los míticos lugares que aparecen en esta aventura épica, gracias al buen sentido de lugar y su diseño artístico variado.

Sin dudas, Fantasma de Esparta es un logro técnico impresionante, que aparece casi indistinguible de sus hermanos de la PlayStation 2. Sin embargo, tanta autenticidad trajo aparejado algunos inconvenientes, los pocos que tiene el juego.


La acción caótica hace que sea fácil perder a Kratos en la pequeña pantalla de la PSP, y algunos de los controles no se sienten tan cómodos, aunque no por eso causa grandes molestias.  Pero aparte de un momento incómodo en relación a los controles, Fantasma de Esparta es otra gran entrada en la respetada serie.

En este nuevo juego, el objetivo final de Kratos es descubrir el destino de su hermano, que se separó por la fuerza de él cuando ambos eran aún niños.  La aventura tiene lugar entre los dos primeros juegos de la serie, teniendo como objetivo dar contenido a la dolorosa historia de Kratos, al mismo tiempo de cumplir su  venganza con los dioses.

Existen unas pocas secuencias inteligentes en las que se entrelazan la historia y la jugabilidad, resultando ser algunos de los momentos más poderosos  del juego. La historia de evolución lenta hace un buen trabajo empujando a través de esta emocionante aventura, pero es la parte visual la que proporciona el factor sorpresa.

La gama de técnicas es particularmente impresionante porque el juego inunda la pantalla con los enemigos y los efectos especiales sin perder el ritmo, y los adornos artísticos dan a cada criatura una personalidad única y a cada posición una sensación diferente.  Desafortunadamente, debido a que la pantalla es tan pequeña, puede ser difícil de localizar a Kratos en ciertas secuencias en la que debe luchar contra una horda de enemigos mientras la cámara se tira hacia atrás. Este es un precio que debemos pagar por un juego tan asombroso.

En otro aspecto, en medio de los combates aparecen interrupciones que nos permiten descansar los músculos por un segundo. Estas interrupciones son pensadas por expertos interrelacionadas con el combate brutal, que nos da la oportunidad de recuperar el aliento durante unos minutos antes de que comencemos a cortar las cabezas una vez más.

Los puzzles se basan a menudo en las tareas de los juegos anteriores, por lo que una vez más tiene que hacer un uso inteligente de los cadáveres como en God of War: Chains of Olympus.

God of War: Fantasma de Esparta, no sólo es un increíble juego gráfico, sino que además es muy divertido también.  Rebanar secuaces en una variedad de lugares impresionantes es una experiencia emocionante, y una de las razones por la que la aventura se extiende por más de 10 horas.  Fantasma de Esparta es una aventura hermosa y gratificante que nos mantendrá pegado a la pantalla hasta el final.

Fuente: Gamespot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...