Game Party, ¿el peor juego de Wii?

game-party-tirar-a-canasta.jpgSer la consola de más fácil utilización del mercado implica inevitablemente la presencia de un catálogo tremendo de party games. La Nintendo Wii es posiblemente la videoconsola de nueva generación que más títulos de minijuegos tiene, y lo que queda por venir. Game Party es uno de esos, pero si asociamos la palabra party (que os recuerdo que significa fiesta en inglés) a poco contenido, jugabilidad sosa y básica y duración del relámpago nos damos cuenta de que tenemos entre manos el penúltimo pufo de Virgin.

Game Party es el primo hermano pobre de Wii Play –aquella demo que vía a completar con Wii Sports el tutorial de manejo de la consola-. El problema es que trece meses después de que la Wii saliera al mercado y un montón de títulos plagados de miinijuegos, el tema se hace pesado y no es fácil contentar a todo el mundo. Midway presenta un videojuego que no trae unos niveles de producción que haya requerido medios colosales y es precisamente por eso por lo que el juego cuesta treinta euros. Vamos, que es un pequeño timo de esos que hay en las tiendas de videojuegos. Dos horas es tiempo más que suficiente para ver el final y darse cuenta de que no se trata de nada nuevo, al contrario, es un título que parece no estar del todo terminado y en absoluto resulta original. Teniendo juegos como Mario Party, Wii Sports, Wario Ware y Rayman Rabbids no hay ningún interés en malgastar el dinero en este jueguecito de poca monta.

game-party-dardos.jpgGame Party está compuesto de siete minijuegos; demasiado poco cuando uno se da cuenta de que uno de ellos es un trivial que no se han molestado en traducir. Todos los textos están en castellano salvo las preguntas, en el idioma de James Joyce. Debe ser que los chicos de Virgin Play creen que la mayor parte de los niños españoles son bilingües y pueden responder correctamente a preguntas sobre deporte, música, historia o cine. Bueno, quedan seis y todos son un alarde de originalidad: dardos, air hockey, juego de cartas, tiros a canasta, skill ball y ping cup. En Skill Ball tenemos que lanzar una bola sobre una alfombra que tiene puntos. En Ping Club tenemos que enviar una monibola contra uno o más cristales pegados a una tabla. Creo que no hace falta que explique el resto de juegos porque me voy a poner de mala leche.

game-party-air-hockey.jpgEn función de los juegos, será posible jugar dos, tres o cuatro, simultánea o alternativamente. Es necesario encontrar sparing-partners para probar el multijugador de Game Party. Ya que jugando uno sólo o con varios amigos la jugabilidad no tiene nada. El wiimote sigue siendo muy eficaz para este tipo de títulos. El nunchaku no se utiliza. Eso sí, algunos juegos agradecerían la posibilidad de utilizar un mando analógico. Game Party no tiene nada de “party” ni de “game”, no merece la pena comprarlo.


Gráficos: 30/100
Game Party carece de originalidad hasta el punto que sus personajes intentan imitar a los Mii en su lado ingenuo. El título no tiene nada realmente negativo, todo es normal, pero es que a estas alturas es muy trivial utilizar un DVD de una consola como la Wii para hacer esta basura.

Sonido: 25/100
La música pasa totalmente desapercibida y los efectos sonoros y musicales no tienen calidad.

Jugabilidad: 50/100
No se utiliza el Nunchaku en ningún juego, los minijuegos sufren de falta de ergonomía en algunos momentos. A veces es difícil de acostumbrarse al control, sobre todo en el Air Hockey.

Duración: 20/100
En dos horas de juego habrás vito todo. Sale a quince euros la hora, un videojuego para ricachones o gente que no sepa administrarse los dineros.

Valoración General: 25/100
Ni siquiera resulta ser una distracción interesante para jugar con amigos, el título es demasiado pobre en todos los sentidos. Aunque parece barato es caro. La competencia puede estar tranquila porque Game Party es uno de los peores videojuegos de la Nintendo Wii.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...