Far Cry Vengeance para Nintendo Wii

farcrywii.jpgFar Cry Vengeance narra las aventuras de Jack Carver, al que no controlábamos desde Far Cry Instincts. El caso es que nuestro amigo vuelve a tener problemas por culpa de una compañera contrabandista que se ha metido en un lío bastante más complicado que lo parecía en un primer momento. Menos mal que Jack mantiene intactos sus “poderes animales” que tanto llamaron la atención en la primera entrega.
Ubisoft ha sabido utilizar la detección de movimiento del Wiimote, tal como era de esperar en cualquier juego para esta máquina. Gracias a este sistema podremos apuntar al enemigo y movernos a lo largo de varias islas. El control del juego se complementa gracias al acertado uso del nunchaku.

Dicen que las comparaciones suelen ser odiosas, pero se nota mucho que Ubisoft ha tenido que sacrificar el nivel de detalle que disfrutamos en Xbox. El resultado final del juego, es, cuanto menos, extraño. Se repiten escenarios del título que disfrutamos en la consola de Microsoft a la vez que hay zonas nuevas y otras que han desaparecido. La inteligencia artificial del enemigo es muy reducida. Los rivales controlados por la máquina actúan de manera independiente y aunque otros enemigos nos disparen, parece que la cosa no va con ellos. Las fases de infiltración se reducen a pequeñas escaramuzas de las que saldremos con vida la mayor parte de las veces.
farcryvengeance1.jpg Hay que destacar las transformaciones que nuestro personaje sufrirá a lo largo del videojuego. Y es que durante tiempo limitado, Jack vuelve a tener poderes especiales que nos permitirán arrasar a nuestros enemigos con un brutal ataque cuerpo a cuerpo. Esta fuerza depende de la adrenalina que generemos, y los niveles de esta sustancia de los enemigos que aniquilemos.
En Far Cry Vengeance tenemos la posibilidad de pilotar jeeps y motos acuáticas, pero el sistema de control no nos termina de convencer (en gameover.es pensamos que tendrían que haberlo cambiado a algo similar al Need For Speed Carbono).

Gráficamente, Far Cry Vengeance resulta un poco pobre y nos confirma alguna de las dudas con respecto a su potencial que planteábamos hace algunos meses (antes de que Nintendo Wii se pusiera a la venta). Técnicamente resulta inferior al juego que tuvimos la posibilidad de probar hace dos años en Xbox. Los personajes tienen un nivel de detalle inferior y la mayor parte de las texturas tienen una resolución muy baja. El motor gráfico no puede con tantos elementos en pantalla; lo que se transforma en ralentizaciones ocasionales y la milagrosa aparición brusca de elementos en el escenario.
El sonido es el aspecto más cuidado del título. Far Cry está perfectamente doblado al castellano. La banda sonora ambienta la acción a la perfección y los efectos de sonido resultan interesantes.
El modo multijugador se limita a dos jugadores en modo competitivo. Un elemento tan importante en la séptima generación como es el juego online no puede quedar relegado de esta manera.

farcry-vengeance2.jpgEn definitiva, no os recomendamos bajo ningún concepto la compra de Far Cry Vengeance. Aunque resulta entretenido, presenta ciertas carencias técnicas que Ubisoft no ha sabido solucionar. El caso es que este título nos permite abrir un debate que pronosticábamos hace tiempo: ¿hasta qué punto le conviene a Nintendo licenciar conversiones de éxitos de otras plataformas? Dicho de otra manera, vistas y conocidas las peculiaridades técnicas y jugables de Wii no creemos que a Nintendo le vaya a resultar rentable que Ps3 o Xbox360 le saquen los colores de manera continua con ciertas conversiones. Con esto no queremos decir que no tengan que editar videojuegos de acción en primera persona: Red Steel (también de Ubisoft) es un ejemplo de que se pueden realizar títulos más que interesantes sin tener que reducirse a los ya conocidos minijuegos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...