Dino Master en Nintendo DS

Cuando a un científico loco admirador de Pokémon se le pone en la cabeza la idea de hacer revivir dinosaurios para tenerlos cerquita, el resultado se llama Dino Master, un videojuego casi tan prehistórico como el tema en el que se ambienta.

Dino MasterDino Master, es un videojuego realmente malo. Tanto como para presentar mi carta de dimisión al director de Gameover.es por mandarme probar esta basura. Dino Master es la demostración de que el reciclaje de ciertos conceptos de videojuegos no tiene sentido en los tiempos que corren, porque Dino Master, es una versión ligeramente modernizada de un clásico de Taito que responde al nombre de Qix. Un juego que apareció en las tiendas en el año 1981. Un título interesante en su época que colocado en una Nintendo DS a mitad del 2007 no deja de ser un montón de polvorientos y apestosos.

Si en un instante de locura os atrevéis a jugar a Dino Master, vuestra misión consistirá en desterrar fósiles de dinosaurios en regiones hostiles, pobladas de insectos gigantes codiciosos de carne fresca. Con ayuda del stylus, el jugador dirige un pequeño vehículo sobre los bordes de un cuadro de juego que representa la zona que debe excavarse. Al trazar líneas en terreno en cuestión y al conectarlos a los otros bordes de la zona de juegos, delimitará zonas de investigación. El objetivo consiste en realizar las oportunas excavaciones arqueológicas, cubriendo el 70% del terreno podremos pasar a la siguiente fase. Toda la dificultad está en evitar a los malditos insectos, que si llegan a colocarse sobre la trayectoria de la línea que estamos trazando, nos harán perder una vida. Podría parecer que el stylus se adapta a la perfección a este tipo de juegos, pero no es el caso. Estaremos totalmente limitados por la escasa velocidad que alcanza nuestro personaje personaje, víctima de cambios de dirección sin sentido (en 90 grados) cuando desvíes un milimetro la trayectoria. Estos problemas de jugabilidad convierten a Dino Master en un título imposible de disfrutar.

Dino MasterA esto hay que añadirle un sistema de combate al más puro estilo Pokemon pero mucho más simple. Una vez terminada una sesión de excavaciones, podemos elegir reconstruir a un dinosaurio a partir de sus restos fosilizados. Algunos de estos restos del Jurásico son más raros que otros y es necesario buscar bien porque los especímenes menos abundantes suelen ser los más fuertes y espectaculares. Hay cerca de cien bichos diferentes que desenterrar, pero hace falta un valor y una abnegación que ninguno de los componentes de la redacción de Gameover posee. Para luchar hay que elegir primero nuestro dinosaurio favorito, seleccionar una técnica especial y lanzarse a una pelea tan tonta y absurda que no merece la pena. Los combates se dividen en varias rondas, y al principio de cada ronda hay que seleccionar la zona del cuerpo que queremos atacar. Cada dinosaurio tiene un punto débil que será más difícil de defender. Los combates se convierten en una especie de juego a lo piedra, papel o tijera. Por supuesto, la estrategia no tiene mucho sentido a la hora de jugar y lo mejor es hacer la elección por intuición. Los combates están representados en forma de flechas de colores sobre pantallas fijas extrañas. En definitiva, hay veces que desenterrar a los muertos tiene sentido, pero el viejo Qix descansaba muy tranquilo y no necesitaba una conversión tan deplorable.

Gráficos: 10/100
Todo es gris, todo es demasiado simple. No es digno ni de la primera GameBoy.

Sonido: 20/100
Músicas horribles y efectos sonoros de los primeros juegos electrónicos. Execrable.

Jugabilidad: 20/100
El clásico Qix se vuelve imposible de jugar en esta (per)versión para Nintendo DS. Las fases de excavaciones no han sido correctamente resueltas para el uso del stylus y los combates son demasiado aburridos.

Duración: 30/100
Aunque el título propone cerca de un centenar de dinosaurios, la falta de interés global del videojuego hará que incluso los jugadores más perseverantes lo abandonen al poco tiempo.

Valoración General: 10/100
¿Qué más puedo decir de este pedazo de basura? Dino Master es un título sin el menor interés. Ha reanudado un concepto viejo de hace casi treinta años para destrozarlo totalmente, sus programadores pueden estar orgullosos de haber desarrollado el sistema de combate más aburrido de todos los tiempos. No os lo recomendamos ni de coña.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...