Bratz Ponyz, un juego para niñas

Después de varios intentos más o menos exitosos sobre consolas de todo tipo, la licencia “Bratz” vuelve de nuevo, esta vez para ofrecernos un party-game protagonizado por alegres potrillos que cabalgan sobre una isla paradisíaca. No por favor, no cerréis la pantalla, darme una oportunidad para que me explique…

Bratz PonyzBratz Ponyz es un universo desarrollado a partir del mundo de Bratz, ese grupo de jóvenes muchachas apasionadas por la moda. La alegre familia de cuadrúpedos se escapa por un momento del mundo preadolescente y maquillado de esta especie de lolitas jugueteras. Pero no os preocupéis, porque el mundo de los Ponyz es muy fashion. Este party-game nos pone a los mandos de un pony que tendremos que elegir de entre los cuatro disponibles en el juego. Una vez tomada la decisión, nos vemos en el centro de una isla muy acogedora en la que tendremos que hacer un montón de cosas. Las principales actividades se nos presentan en forma de talleres, cada uno haciendo referencia a un género del entretenimiento electrónico. Cada uno ellos permitirá a los jóvenes jugadores (más concretamente jóvenas jugadoras) probar diferentes estilos de juego. El taller de peinado, por ejemplo, propone cepillar al potro, mientras que el taller maquillaje permite aplicar lentejuelas, máscaras y otros productos de belleza sobre la cara de nuestro Ponyz. El taller de tatuajes por su parte, consiente al niño realizar distintos motivos dibujando con el stylus sobre la pantalla táctil de la Nintendo DS. Incluso hay una especie de tetris que tiene que ver con la confección de collares para nuestros jamelgos.

Bratz Ponyz 2Sí, solamente tenemos cuatro tipos de talleres en el cartucho, sin embargo, la dificultad progresiva de los minijuegos, pero sobre todo las numerosas alternativas dentro de una misma categoría, evitan al juego convertirse en un título repetitivo. Por ejemplo, en el taller de peinado, se nos puede pedir que utilicemos el stylus como si fuera un cepillo y que luego más adelante se transformará en un secador de pelo (entonces tendremos que dirigirlo hacia las zonas donde el pelo esté más mojado manteniendo pulsado uno de los botones de la DS para que no deje de salir aire). A medida que avanzamos en el juego, la exploración de los alrededores es mayor y podremos ir a las islas de los alrededores.

Podría habernos indignado y no nos habríamos cortado en ponerle una nota baja, pero Bratz Ponyz es la prueba de que con un poco de imaginación y una uso inteligente de las posibilidades de la Nintendo DS, es posible hacer un buen juego. El apartado gráfico es muy colorista, lo que atraerá a los más pequeños de la casa, además las animaciones son numerosas. Concebido obviamente para un público joven, el juego explica clara y precisamente las instrucciones de cada minijuego. El sonido se adapta perfectamente a la situación de los minijuegos. En definitiva, el juego ha llegado a gustarnos, gracias a un trabajo técnico impecable y bastantes detalles originales. Bratz Ponyz está pensado para los más pequeños de la casa, que disfrutarán como enanos con su pony correspondiente.


Gráficos: 70/100
El tono colorista del juego le va perfectamente al universo Bratz. Discretas pero numerosas animaciones hacen muy agradable cuidar de nuestro pony. Es una pena que no se haya acentuado un poco más el contraste entre las diferentes islas.

Sonido: 70/100
Los temas musicales propuestos se adaptan perfectamente a los distintos juegos. De la melodía tranquila y discreta para las actividades de dibujo al tempo vivo y urgente para la concepción de collares, en definitiva, para todos los gustos…

Jugabilidad: 75/100
El cartucho explota perfectamente las posibilidades técnicas de la Nintendo DS y los minijuegos son bastante sencillos de aprender a manejar. Las explicaciones son claras, detalladas y divertidas.

Duración: 80/100
Los desarrolladores han acertado al decantarse por un desarrollo progresivo en Bratz Ponyz capaz de mantener el interés de los niños por la aventura. Cada día en el juego está marcado por la aparición de nuevos elementos, distribuidos con cuentagotas. Los minijuegos por su parte, se complican al tiempo que nuestra progresión y proponen distintas alternativas. Tiene un modo multijugador, aunque no es lo más relevante del juego.

Valoración General: 70/100
Bratz Ponyz, contra todo pronóstico, es una buena sorpresa en Nintendo DS. El aspecto cuidado de los diferentes componentes del juego y la originalidad debe ser aplaudida, independientemente de que el título esté dirigido a niños pequeños.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...