Adiós al círculo rojo de la muerte en Xbox 360

El círculo rojo de la muerte de Xbox 360 desaparece de forma definitiva según el método que ha estado utilizando en secreto GameStop desde 2009.

Xbox 360 estropeada

Hace años la comunidad de usuarios de Xbox 360 se alarmó cuando se descubrió que esta consola de Microsoft sufría el peligro de «contagiarse» con la enfermedad del círculo rojo de la muerte. Ocurría sin previo aviso y provocaba que la consola no se pudiera volver a encender, apareciendo un círculo rojo en las luces frontales de la máquina. A partir de ahí el círculo rojo de la muerte fue una de las pesadillas principales de los usuarios de Xbox 360, aunque no siempre ocurría.

Se descubrieron muchas formas de combatir el círculo rojo de la muerte. Hubo quien se sacó de la manga inventos que implicaban abrir la consola y poner masilla en el interior. Esto podía funcionar a lo largo de un tiempo, pero no pasaba demasiado hasta que el círculo de la muerte tenía muchas probabilidades de volver. Al final, nadie podía escapar del círculo rojo si ya se había contagiado de ello.

Pero muchos años después del primer caso detectado del círculo de la muerte, llega una aparente solución de la mano de GameStop en territorio de Estados Unidos. La cadena de tiendas parece que descubrió el método en 2009 con el cual pueden arreglar estas consolas para que vuelvan a ser funcionales.

Ellos descubrieron el método en el año 2009, pero se lo han mantenido muy callado para su aprovechamiento exclusivo. Sus consolas «refurbished» (dispositivos que estaban estropeados, que se arreglan y que se vuelven a vender) se han podido adquirir en sus tiendas y han tenido una buena demanda por parte de los usuarios. La consola en este formato se puede comprar por 120 dólares en comparación a los 180 dólares que cuesta la máquina en su versión nueva salida de fábrica.

La información sobre la solución se ha filtrado en unos documentos y especifica qué es lo que hay que hacer para arreglar la máquina, aunque no es precisamente sencillo. Dicen los detalles revelados que el proceso consiste en calentar la parte superior de la consola, luego enfriarla desde abajo y por último realizar una conexión del chip que haya sido dañado con la placa base. No es fácil, porque hay que tener muy buenas manos para realizar la operación y está claro que el índice de éxito no va a ser del 100%, por lo que a muchos usuarios seguramente se les vayan las ganas de intentarlo.

Para GameStop es algo ya común. Dicen que el proceso lo hacen empleados de GameStop ya lo hacen de manera muy automatizada gracias a la optimización de una máquina que han preparado para ello. No hay que emplear un gran esfuerzo y su índice de reparación es del 100%. La pena es que se haya tardado tanto en descubrir que existe una solución definitiva pra el problema de la consola.

Vía: Bloomberg

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...